Crónica de la crecida en el río Caslilla


25 de marzo de 2013

Tras varios días lloviendo y con un considerable caudal nival (producido por el deshielo), el río Caslilla comienza a desbordarse a su paso por el término de Vellosillo. En la confluencia del Arroyo de las Dehesas, pasado el puente de Perorrubio, el río comienza a formar un segundo cauce. El lecho del río resulta insuficiente para contenerlo y agua lo desborda e invade el lecho mayor, también llamado llanura aluvial.

Este tipo de crecidas causadas por chubascos primaverales no se deben a la torrencialidad de las precipitaciones, como ocurría con las venidas de verano, sino a la persistencia y a la repetición de lluvias muy intensas durante varios días, en este caso la simultaneidad del caudal pluvial y nival. El suelo se encontraba bastante saturado y no puede absorber mucha más agua, y al no lucir el sol, la evaporación es poco relevante. La relación entre el agua evacuada por un río y el agua caída en forma de lluvia, o procedente de la fusión de la nieve, constituye el coeficiente de escorrentía. Cada tipo de terreno retendrá una mayor o menor cantidad de agua de forma superficial, por infiltración al terreno, por retención en la vegetación o por evaporación directa. En verano, el coeficiente de escorrentía pasa rara vez de 0,4 porque una gran parte del agua es absorbida por el suelo seco o evaporada por el sol. En invierno, la influencia de esos dos factores es mínima, y el río puede llevarse hasta más del 80% del agua recibida por la cuenca.




26 de marzo de 2013

El cauce del río Caslilla invade toda la llanura aluvial de forma pausada pero constante. El agua llega hasta la carretera a la altura del Plautero. En el camino de la Iglesiona el agua ha cubierto la mitad del mismo. En el Juncar el río inunda toda la chopera. Numerosos manantiales han surgido en las laderas del río, formando pequeños arroyos que forman torrenteras hasta encontrar el cauce del río Caslilla. Todos los caminos del pueblo forman arroyos en las cunetas. Al atardecer se produce la máxima altura de la crecida. Desde el pueblo se oye rugir las cascadas que ha formado el río en la búsqueda de un camino de desagüe. 





27 de marzo de 2013

El nivel del agua comienza a bajar, dejando al descubierto nuevos cauces y torrenteras que desembocan en el río. 



28 de marzo de 2013

Comienza a llover de nuevo. El cielo está completamente cubierto por estratos, nubes bajas cargadas de lluvia que proceden del oceano Atlántico.


29 de marzo de 2013

El río vuelve a desbordarse. Los nuevos cauces que ha formado el río hacen que el agua no llegue a alcanzar el nivel máximo del día 26. 












5 comentarios:

Gracias por tu comentario