No llenen de veneno los campos de Castilla y León


Es público y notorio que el Gobierno de la Junta de Castilla y Leónva a disponer en breve de 180.000 kilos de un peligroso veneno rodenticida llamado bromadiolona. Y que en breve piensa distribuirlopara que se extienda por los campos de esta Comunidad Autónoma al objeto de combatir una plaga de topillos que no ha sido declarada. 

El empleo de veneno es un método agresivo y dañino que los estudios científicos realizados por toda Europa y las denuncias tramitadas hasta la fecha han demostrado que provoca la muerte de gran cantidad de especies silvestres, sean protegidas o cinegéticas, y también de ganado o domésticas. Es un riesgo muy serio no sólo para la naturaleza, sino también para la salud de las personas y otros aprovechamientos y usos del campo.

El empleo del veneno, al igual que la quema sistemática de linderos que lleva aparejada esta práctica, no se ha mostrado en absoluto eficaz para controlar a los topillos y prevenir los posibles perjuicios que puedan provocar en las cosechas. Otros métodos alternativos de prevención han sido descartados por la Junta de Castilla y León desoyendo las peticiones de especialistas en la materia. 

Personas concienciadas de los más diversos ámbitos, sean ganaderos o agricultores, usuarios del medio natural, cazadores o pescadores, naturalistas o científicos, ciudadanos en general, clamamos al Gobierno de la Junta de Castilla y León para que no llene de veneno los campos y se deje de utilizar de una vez un método tan peligroso para el medio ambiente y para la salud pública.

Por todo ello, les URGIMOS, a que paren el envenenamiento masivo de los campos de Castilla y León y que de una vez se sienten con TODOS los especialistas y los colectivos afectados e interesados para establecer un sistema de prevención y compensación de daños de topillo que no ponga en riesgo el medio ambiente y la salud, y que ayude a los agricultores a resolver sosteniblemente esta situación.






1 comentario:

Gracias por tu comentario