Ideas para el desarrollo de una industria del caballo en el Nordeste de Segovia


Tras la reciente creación de la Asociación de caballistas del Nordeste de Segovia, el reto inicial debe ser dotarla de un significado. Es momento de apuntar alto. El paso del tiempo mostrará que somos capaces de conseguir. 

Desde nuestro punto de vista, el objetivo final de la Asociación es convertirse en un proyecto dinamizador que ayude a diversificar y evolucionar el modelo económico del Nordeste de Segovia. Es destacable que se trata de una iniciativa pionera en la zona, al agrupar una red descentralizada de personas y empresas de diferentes pueblos que tratan de apoyar y desarrollar un sector económico concreto. 

Esta entrada del blog intenta empujar la imaginación de aquellos dispuestos a trabajar en este sentido, provocando una tormenta de ideas colectiva. Para ello utilizaremos un método que consiste en definir un contexto sobre el que te puedes apoyar y facilitar el despegue de esa creatividad. 

El contexto elegido es La Campiña inglesa, un lugar de Inglaterra que nos ayuda a definir un nuevo espacio que denominamos: La Campiña del Nordeste de Segovia. Como en todo proceso creativo colectivo, se comienza a tirar ideas en público (en este caso en el ciberespacio), teniendo en cuenta que una idea puede llevar a otra y muchas veces las ideas potentes son tan solo una derivada de las primigenias. 

Steve Jobs, el conocido fundador de Apple y considerado uno de los hombres más creativos de la historia, decía: "La creatividad simplemente consiste en conectar las cosas. Cuando le preguntas a las personas creativas cómo han hecho algo, se sienten un poco culpables porque en realidad no han creado nada, sino que se han limitado a ver algo. Tras un tiempo, les resulta obvio, pues han sido capaces de conectar las experiencias que habían tenido y de sintetizar cosas nuevas". 

Para terminar esta introducción, recurrimos a 
otro texto de una escuela de emprendedores que viene al caso: "La creatividad no es un método ni un proceso reglado. Es inútil ejercitarla como si fuera una habilidad convencional. La creatividad precisa de radicalidad y es imprescindible trabajar y vivir dentro de un cierto marco mental heterodoxo si queremos permitirnos que aflore. Quizás en el pasado ser creativo podría ser considerado una patología o una curiosidad, pero en un mundo como el actual es cada vez más la única actitud vital bien adaptada al caos e incertidumbre en que estamos inmersos."

Ahí va el intento...




La Campiña inglesa

Cotswolds es una región de colinas situada en el suroeste de Inglaterra conocida como el corazón de Inglaterra. El encanto de esta región reside en la infinidad de aldeas idílicas donde todavía sobrevive la esencia más tradicional de Inglaterra. Muchos consideran esta zona como la mejor muestra de la llamada Campiña inglesa, por haberse mantenido aislada de influencias externas. Los pueblos que forman la Campiña inglesa están habitados y gozan de una economía que permite a sus habitantes llevar un alto nivel de vida. La combinación de artesano y artistas, agricultores y ganaderos, con personas que trabajan utilizando internet, han atraído una población residente que valora vivir en un entorno rural tranquilo, enmarcado en paisajes de postal y con un alto valor ecológico, que lo convierte en un lugar saludable y que puede ser sostenible en el tiempo. 

La sucesión de colinas salpicadas de tierras valladas por setos naturales y de piedra, los caballos y ovejas pastando entre los terrenos de labor intercalados con monte, las casas de piedra, caracterizan una zona considerada como de gran atractivo para la mayoría de los ingleses. Muchas de las granjas de la campiña permiten el acomodamiento de huéspedes y venden directamente sus productos ecológicos. La belleza natural de la zona invita a recorrer sin prisas a través de caminos como Cotswold Way, un sendero que se puede recorrer a pie, en bicicleta o a caballo, de unos 166 kilómetros y que une la mayoría de los sitios de interés de la región.

Imagen de la campiña inglesa


La Campiña del Nordeste de Segovia

El Nordeste de Segovia, entendido como 
una amplia zona que puede ser más amplia que la considerada habitualmente, tiene algunas similitudes claras con la Campiña inglesa, al menos a nivel paisajista y sobre la distribución del territorio. Por lo tanto, puede ser interesante explorar esta idea conceptual que denominamos La Campiña del Nordeste de Segovia, que nos puede ayudar a desarrollar un nuevo imaginario sobre el que crear planes a largo plazo para la región.

En lo que nos parecemos La Campiña del Nordeste a La Campiña inglesa es que nuestro territorio se asienta sobre un terreno ondulado que se apoya por el sur en la falda del Sistema Central. En la inglesa, se apoya sobre el océano Atlántico. Pastos, tierras de labor y montes se suceden entre cañones y ríos que nacen en las montañas. Para tener la imagen de postal de la Campiña inglesa, solo nos faltan los setos naturales que existen en las zonas rurales de Inglaterra. Algo que realmente se podría replicar a muy bajo coste si los vecinos de los pueblos segovianos simplemente diseminaran semillas de arbustos autóctonos en los linderos de las tierras. Una acción tan sencilla alteraría visualmente el paisaje y ayudaría a recuperar biodiversidad, una tarea a lo que nos tendremos que ocupar todos en los próximos tiempos si continúa el deterioro medioambiental acelerado que está viviendo el planeta.

Sobre la distribución del territorio, en Segovia y en general en Castilla, contamos con pequeñas aldeas, que antes de la gran inmigración, albergaban a poblaciones de 150-200 personas  que se organizaban comunitariamente alrededor de pueblos de cabecera con poblaciones de entre los 1000 y 2000 habitantes, donde se organizaban los mercados y vivían los artesanos. La configuración territorial del Nordeste de Segovia está intacta. La Campiña del Nordeste nos proporciona una ventaja comparada con otros lugares de Castilla, donde la campiña ha desaparecido en favor de polígonos industriales y granjas de ganadería industrial.

Lo que más nos diferencia con la Campiña inglesa es el grado de despoblación de nuestro territorio, principalmente causado por la falta de un modelo económico singular que asiente la población. 


Perorrubio (Nordeste de Segovia)

Pero..., ¿que tiene que ver todo esto con los caballos?

Pues quizás mucho, p
orque el modelo "Campiña inglesa" sería replicable en el Nordeste de Segovia y la industria del caballo podría representar uno de los pilares fundamentales del cambio, que indudablemente, tendría que venir acompañado de otras acciones que se retroalimentarían. La clave para diseñar un plan de esta envergadura es definir acciones que puedan desarrollarse de forma espontánea, no dependiendo de inversiones públicas, impulsadas por iniciativas de particulares y pequeñas empresas locales, apoyados por una administración que utiliza la regulación de forma favorable, o sea, facilitando las cosas. 

La idea de la Campiña del Nordeste de Segovia podría basarse en tres actuaciones principales:
  1. Una actuación colectiva sobre el paisaje (se podría hacer sin coste, con el trabajo de los vecinos voluntarios que quisieran participar y la vuelta a la explotación de los terrenos comunes)
  2. El desarrollo de una industria agro-ganadera ecológica y un mercado localizado en la región (algo que vendrá determinado por el propio mercado y tan solo es una cuestión de tiempo) 
  3. El desarrollo de una industria del caballo, con la creación de una marca y una red de explotaciones en el territorio, que vertebran el territorio y apalancan otros negocios existentes e importantes, como el del turismo
Las dos primeras ideas pueden desarrolarse independientemente, o en todo caso, pueden ser objeto de debate más amplio en otros foros de la blogosfera segoviana. La tercera es la idea principal de este ejercicio creativo. La industria del caballo se justifica como un posible pilar básico por las siguientes razones:

  • La Campiña segoviana es un lugar idóneo para la cría de caballos. Los caballos son compatibles con otras explotaciones ganaderas. 
  • La explotación de pastos y montes utilizando el ganado es la más eficiente forma de explotación sostenible en un largo plazo. La infrautilización de todos estos espacios en estos momentos, un porcentaje significativo del territorio, implica una pérdida importante de valor. La puesta en funcionamiento implicaría una recuperación de fuentes, pozas de agua, vallados etc... que aportarían un valor directo y tangible al territorio, no solo económico, sino en términos de economía ecológica.
  • Ecología y belleza van de la mano,  y son necesarios para crear entornos que atraigan población a largo plazo. La carga estética de los caballos pastando en los prados de la Campiña segoviana puede ayudar de forma importante a cambiar la fisonomía de un paisaje y dotarlo de un carácter propio y mayor personalidad.
  • El negocio del caballo tiene un gran potencial. En España representa el 0,51 % del PIB (unos 5.303,6  millones de euros), muy por debajo de países limítrofes, como el casi 3 % que representa en Francia. La cuota de mercado en este sector del Nordeste de Segovia es muy baja.
  • El negocio del caballo es un negocio primario que sirve de palanca de otros negocios (turismo, vivienda,...) La idea puede involucrar a particulares, empresas y administración sin requerir grandes inversiones. Se puede desarrollar orgánicamente.

¿Y esto como se puede llevar a la práctica?

Intentamos fijar unas condiciones de partida que p
uedan hacer factibles las acciones que llevarían a poder desarrollar un plan tan ambicioso:
  • Debe permitir crear una marca para la zona
  • Que no requiera ni grandes inversiones, ni que dependa de dinero público 
  • Que pueda surgir espontáneamente, de forma distribuida (no necesita de ninguna estructura centralizada, ni de jerarquía)
  • Que se pueda desarrollar viralmente (por contagio)

Si has llegado hasta aquí y la idea ha despertado tu curiosidad, ahora viene lo más interesante y material para el debate. Lanzamos una batería de ideas concretas que podemos poner en marcha cumpliendo las anteriores condiciones.






Batería de Ideas para el desarrollo de una industria del caballo La Campiña del Nordeste de Segovia:

  • Una Asociación es una red: una Asociación consigue tener éxito si aglutina formando una red el talento de sus socios. Todo el mundo tiene algo que aportar, algo en lo que es bueno, le gusta y se le da bien. Si la red funciona, el trabajo distribuido en equipo multiplica las posibilidades de aportar y desarrollar ideas utilizando la complementariedad que proporciona un equipo diverso. Para ello, internet se convierte en la plataforma por excelencia para desarrollar redes. La Asociación debe de trabajar para crear y desarrollar un entorno que haga posible el trabajo compartido en red del talento existente en la región.
  • Un blog como punto de encuentro: un blog necesita unos dos años para consolidarse. Para ello, necesita un editor que mantiene la uniformidad estética y organiza las piezas de información, y, 4 o 5 autores que crean contenidos con regularidad (al menos una vez al mes). Cuando un blog funciona, se convierte en líder de opinión y generador principal de ideas. Tengamos en cuenta que la mayor parte de los proyectos innovadores en la actualidad suelen emerger desde un formato blog.  El blog ya lo tenemos. La audiencia también. Necesitamos autores. Si te interesa escribir o publicar en el blog, manda tu idea a nuestro mail de contacto.
  • Caballos en los prados: vivir en un pueblo permite convertirse en propietario particular de caballos a un coste mucho más bajo que en la ciudad, esta es una fortaleza a tener en cuenta para pensar en la demanda potencial de propietarios particulares de caballos en la zona. Una adecuada rotación de los pastos permite hacer una gestión sostenible de los prados y montes de la zona, ahora mismo muchos de ellos en total abandono. Un paisaje bonito es una de las claves de la Campiña. Poner en producción los prados aporta riqueza, biodiversidad, se recuperan las fuentes, etc...Los prados vallados se pueden sembrar de semillas de arbustos autóctonos a coste cero y con un alto impacto paisjistico y de recuperación de la biodiversidad. La carga estética de un prado con caballos en libertad es insuperable... Es bueno para tí, bueno para la zona. Para los propietarios novatos, la red de caballistas puede ayudarte a dar los primeros pasos, siempre los más difíciles. 
  • El camino del Nordeste: las rutas que utilizan los caballistas de la zona configuran un camino que permite recorrer la Campiña, ya sea a pie, en bicicleta o caballo. Solo habría que documentarlo y ordenarlo para tener nuestro propio Cotswold Way, que comunicaría todos los pueblos y permitiría el desarrollo de un mercado muy interesante de turismo de ruta. Casi todos los caballistas habituales podrías marcar las rutas que salen de su pueblo. Documentar y trazar los caminos podría ser tan fácil como crear un mapa interactivo en internet. De esta idea salen otro tipo de rutas como son las culturales: conocer la historia y naturaleza, combinando caballo y cultura. Permite la desestacionalización del turismo de fin de semana y la diversificación de la oferta. Se puede utilizar la guías de senderismo que publicó Codinse, el grupo de acción local de la zona.
  • Un corral en cada pueblo: sería muy sencillo crear una red de tránsito para caballistas, donde particulares y pueblos ofrecen gratuitamente corrales, lo que permitiría dotar de infraestructura a la movilidad utilizando el caballo, vertebrando el territorio. Camino y corrales crean la red neuronal que permite desarrollar otras muchas ideas. 
  • Aprendiendo sobre caballos: en la zona existen magníficos profesores de equitación y cursos variados que pueden ayudar a cualquier persona de cualquier edad a introducirse a este mundo apasionante. Difundir y expandir los cursos de todo tipo, para propietarios, para iniciarse, para domar, etc... es vital para crear una cultura del caballo. Organizar charlas con profesionales de otros lugares enriquecerá el proceso del conocimiento.
  • Red de profesionales y empresas: por un lado debemos de organizar la información  y compartirla sobre quienes son los profesionales del caballo en la zona. La Asociación puede ayudar a crear una marca asociada a profesionalidad y nivel en la industria del caballo en la zona. Cuando una empresa gana, toda la comunidad gana. La marca podría ser: Caballos del Nordeste de Segovia. Igual que cuando se habla de Jerez, mucha gente piensa en caballos y vinos, podríamos conseguir que cuando se hable del Nordeste de Segovia, se hable de un lugar con una industria floreciente y sostenible. El mercado potencial es enorme, vivimos en un área de influencia (cien kilómetros a la redonda) de más de 10 millones de personas. 
  • Mercados y feria de caballos: facilitar el contacto entre oferta y demanda para crear un mercado eficiente, no solo en internet, algo que ya hemos comenzado con las piezas de información de caballos a la venta que vamos publicando en el blog. En una fase inicial sería tan sencillo como que algún pueblo se brindara a organizar un mercado que debería ser gratuito para los puestos, con el objetivo de ir generando una audiencia, dirigida inicialmente a la venta de segunda mano de equipación y caballos. A más largo plazo, este mercado se puedría organizar con forma de Feria anual, que puede ser fija en el mismo pueblo o itinerante por diferentes pueblos, donde se puedan ver exhibiciones, competiciones, comprar y vender caballos, conocer profesionales, comprar y vender equipación.
  • Espectáculo: se podría incorporar el caballo a las celebraciones de las fiestas de los pueblos, siguiendo antiguas tradiciones más allá de los conocidos encierros a caballo de Segovia. Podemos tomar ideas de la isla de Menorca, donde el espectáculo del Jaleo de los caballos en las fiestas de los pueblos es un importante ingrediente de las mismas que atrae a gran cantidad de público. 
  • Competición y concursos: También se trata de incrementar la audiencia y la participación de jinetes en las competiciones que están en marcha en la zona (doma, salto, etc...). Ir a ver un competición es un plan divertido, suele haber mucho ambiente y se disfruta mucho. Se puede plantear hacer otro tipo de competiciones como carreras de raid, carreras extremas por el campo o pruebas de trek. La Asociación debería ayudar a las promesas del deporte del caballo en la zona, que las hay. 
  • Una red de ayuda para emergencias con los caballos: una red de voluntarios, dispuestos a ayudar a otros caballistas con problemas. Posicionados en un mapa interactivo que pueden ser llamados ante una emergencia, acudirán a rescatar a personas o caballos con problemas.
  • Patrocinadores: se puede crear un producto para patrocinadores que permita dotar de premios interesantes a las competiciones. La Asociación debería de estar consolidada antes de acometer un idea de este tipo.
  • Exhibiciones de labores tradicionales del campo con caballos y otros équidos: un ingrediente extra en muchos pueblos con economía basada en el turismo podría ser una empresa que hiciera exhibiciones sobre labores del campo realizadas al estilo tradicional con animales de trabajo (arar, llevar pesos, un carro,...). Al estilo del modelo de Sepúlveda Viva, pero con animales de labor. 
  • Cría de mulas y burros: puede ser interesante una iniciativa que trate de recuperar la cría y explotación de mulas y burros, preservando razas autóctonas y el conocimiento sobre la doma para labores del campo. Realmente, puede ser la misma empresa que el punto anterior, con más matices.
  • Involucrar a la Administración: para poner en producción recursos comunes (prados, montes, fuentes, pozas,...), para facilitar los trámites administrativos, para permitir el acceso a caballo a cualquier pueblo, para asignar un corral en cada pueblo,...
  • Explorar las subvenciones europeas: existen subvenciones europeas dirigidas a la recuperación de la biodiversidad con componente etnográfico. En una fase de mayor consolidación de la Asociación sería una vía a estudiar.
  • El caballo de raza segoviano: ¿somos capaces de crear una raza de caballos segovianos? o, ¿castellanos?  ¿puede ser un estilo de doma? Sería un planteamiento de muy largo plazo, pero que puede ser muy interesante y rentable.
  • La mutua del caballo: al estilo de las mutuas sanitarias o de seguros, se podría crear una mutua sobre servicios relacionados con los caballos (veterinario, herrador, etc...). Con una cuota fija, los mutualistas recibirían los servicios acordados cuando los necesitaran. Es un modelo un tanto ambicioso, pero que se podría probar a pequeña escala y si funcionara, puede ser una empresa de ámbito nacional. 





Esperamos vuestros comentarios. Gracias por vuestra atención.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario