Análisis de la situación actual del Nordeste de Segovia - Indicadores ambientales (4/6)

Indicadores medioambientales







  • Superficie cultivable frente superficie total
  • Superficie de masa forestal, grado de deforestación
  • Pluviometría y temperatura
  • Generación de residuos






Dentro del Nordeste de Segovia se puede diferenciar tres conjuntos paisajísticos: La Sierra, Entresierras y la Serrezuela, que enmarcan dos parques naturales: Las hoces del Duratón y las hoces del Riaza y varios espacios naturales de especial interés que ejercen un importante reclamo desde el punto de vista turístico.

A través de los siguientes indicadores ambientales se analiza la situación medioambiental de la región.


Superficie cultivable frente superficie total

Segovia es una provincia con un peso agrario importante, el 7% del valor añadido bruto de su economía, procede del sector agrario, en la triple vertiente; agrícola, ganadera y forestal.

Dentro de las tierras de labor, la superficie labrada destinada a cultivos herbáceos, barbechos al margen, ocupaba en el año 2012, 218.569 ha, el 31,58% de la superficie provincial, con un 7,6% de tierra de regadío y el resto destinado a cultivos herbáceos de secano.

Como se puede observar en el siguiente mapa, la zona del Nordeste de Segovia no cuenta con cultivos de regadío:

Figura 9 - Superficie labrada en secano y en regadío en la provincia de Segovia, 2012
Fuente: Plan estratégico para Segovia de la Universidad de Valladolid

Los prados, pastos y matorrales representan el 27,69% de la superficie provincial. Con presencia destacada en sectores del Macizo de Sepúlveda y de la Serrezuela de Pradales, donde se hace patente la vocación ganadera de las comarcas serranas. 

La superficie forestal, circunscrita en sentido estricto a la categoría de forestal arbolado, ocupa un 27,27% de la superficie.

Los tres usos del suelo, suman una superficie del 96,54%, lo que deja a la superficie un porcentaje de ocupación inferior al 4%.


Superficie de masa forestal, grado de deforestación

Según datos del estudio de la Junta de Castilla y León sobre la Estructura de la propiedad forestal en la provincia de Segovia, el 46,76% del territorio responde al concepto de monte, teniendo en cuenta que en España el monte sigue teniendo un significado genérico del que sólo se excluyen los terrenos dedicados al cultivo, los eriales, espartizales, barbechos, matorrales, praderas “no naturales”, y las zonas urbanas y artificiales, lo que supone que parte de esa superficie que se considera forestal está desarbolada. 

La mayor parte de este ‘monte’ se ubica dentro de los Montes de Utilidad Pública en manos de los Ayuntamientos, algunas Entidades Locales Menores o a las Comunidades de Villa y Tierra, junto algunos pertenecientes al Estado y a la Comunidad Autónoma. 

Suman un total de 290 predios, según el Catálogo de Montes de Utilidad Pública de la Provincia de Segovia, con una extensión estimada de 173.301 ha (25,04% del territorio provincial y 53,54% de la superficie forestal), donde se encuentran masas de pinos, robles y hayas en superficies superiores a 100 hectáreas. El resto del monte corresponde a zonas con arbolado más ralo, disperso o inexistente y se encuentran en manos particulares, de personas físicas o societarias fundamentalmente.

Tabla 12 - Superficie forestal según tipo de propiedad
Fuente: Plan estratégico para Segovia de la Universidad de Valladolid

Con casi el 50% de superficie forestal, Segovia no parte de una posición especialmente crítica en este aspecto, sin embargo mucha superficie de la que se considerada monte, carece de vegetación o tiene únicamente plantas bajas tipo las aulagas, por lo que existe un recorrido importante en la reforestación del monte segoviano, así como en la conservación del procomún que linda con tierras de labriego en riberas y monte, ya que es invadido y invadido por los agricultores en muchas ocasiones para conseguir más tierra.

En 1935 la creación del Patrimonio Forestal del Estado (PFE) contribuyó de forma importante a la compra de la Administración de ‘monte’ y a su reforestación y conservación.

Gran parte de lo que fueron Los Comunes de Sepúlveda y Riaza pasaron a a formar parte de los montes intervenidos por el PFE / ICONA en las décadas de 1950, 1960 y 1970. En las vertientes de la Sierra sólo quedaron fuera del control del Patrimonio Forestal; La Sierra en Sigueruelo (112 ha) y La Cancha en Prádena (169 ha). Más de dos tercios de los antiguos términos comunes de Riaza y Sepúlveda pasaron al dominio de la administración para cumplir una función pública (básicamente protectora). 

La gestión actual de la administración forestal mantiene buena parte de las premisas de hace 40 años, estableciendo un orden de prioridades entre los usos del siguiente tenor: producción de madera, producción de pasto, producción de caza, producción de leña, recreativo, científico, paisajístico, producción de miel, producción de hongos. 


Pluviometría y temperatura

El clima de esta zona segoviana es mediterráneo continentalizado, frío y seco, con inviernos largos y fríos y veranos cortos pero muy calurosos con temperaturas que pueden llegar a superar los 37 grados centígrados en los meses de julio y agosto. Las lluvias son escasas durante la mayor parte del año, concentrándose en los meses de invierno y las nevadas son frecuentes en cotas altas. La temperatura anual tiene un promedio de 12 ºC, con mínimas absolutas en diciembre de -14 °C y máximas en julio de 37 ºC. 

Segovia capital, situada a 1.015 metros de altitud y con bastantes similitudes climatológicas con la región del Nordeste de Segovia, cuenta con un clima que se podría calificar como frío en invierno, con un promedio de 72 días de heladas al año, concentradas entre finales de octubre y abril. Las temperaturas en verano son moderadas, agradables desde el punto de vista de confort térmico, aunque es cierto que se aprecia una considerable oscilación térmica diurna. En primavera y otoño las temperaturas suelen ser suaves. La temperatura media anual es de 11,9 ºC. 

Las lluvias son escasas durante la mayor parte del año, concentrándose en los meses de invierno y las nevadas con frecuentes en cotas altas. La precipitación anual es de 520 mm anuales de media.

Figura 10 – Pluviometría estacional en el Nordeste de Segovia
Fuente: Profesor de Geografía de  la Universidad Complutense de Madrid, LuisTanarro García

La precipitación media anual en el entorno de Sepúlveda oscila entre los 400 y 520 mm la mayor parte en forma de lluvia. Las precipitaciones medias se reparten con valores muy aproximados durante los meses de primavera, otoño e invierno, aunque son en general en éstos últimos donde son algo más cuantiosas, mientras que se acusa una importante sequía estival.

En Segovia capital se registran anualmente, por término medio, 87,3 días de lluvia, 11,3 de nieve y 3,3 de granizo, observándose una mayor concentración durante el mes de mayo (máximo primaveral) y un déficit en agosto.

El número de días de niebla: 9,4 de promedio anual, puede considerarse relativamente bajo, siendo diciembre el mes con mayor propensión a este fenómeno. En lo referente al rocío, el promedio anual es de 8,7 días, con máximos localizados en el mes de octubre. Los días de escarcha, por el contrario, si se pueden considerar más significativos, con 30,3. 

Los vientos son en general poco intensos siendo los predominantes del SW, SE y NW. Las calmas representan el 17% del total de frecuencias y las velocidades no son elevadas, correspondiendo las más altas a los vientos del sur.

El potencial eólico en Segovia queda comprendido entre los 50 y 70 W/m2. Según los estudios realizados por Aguilar (1986), para valores del potencial eólico comprendidos entre 50 y 200 W/m, la energía eólica es válida para el bombeo de agua o para generar electricidad a baja potencia.

La insolación en Segovia es moderada, con un promedio anual de 2.461,3 horas de sol, lo que supone un 55% de la insolación teórica. En su distribución a lo largo del año se observa un máximo muy elevado en verano y un mínimo en invierno. En lo relativo a los valores medios, el máximo mensual corresponde a Julio con 361 horas (un 79% de la insolación teórica), y el mínimo a Diciembre con 107 horas (un 37 % de la insolación teórica).

+ info


Generación de residuos

Según el plan integral de residuos de Castilla y León, publicado en el año 2013 por la Consejería de Fomento y Medio ambiente de dicha comunidad autónoma, la provincia de Segovia generaba en el año 2010 75.000 toneladas de residuos domésticos con una media de 1,25 Kg por persona y día, similar a la media nacional que se sitúa en 1,23 kg por persona y día.

De las 75.000 toneladas, 1.500 toneladas corresponde a envases ligeros, 4.300 a papel-cartón y 3.100 a vidrio. Dentro de los objetivos del plan integral de gestión de residuos se contempla incrementar la recogida separada de fracción orgánica con el fin de disminuir la disposición final en vertedero e incrementar el compostaje de calidad.

La provincia está dotada de 12 puntos limpios, con un 55,6% de la población atendida gracias a un refuerzo de puntos limpios móviles que operan en la capital de Lunes a Viernes durante todo el año.

La provincia está organizada en 18 mancomunidades a nivel de recogida de la fracción resto y cuenta con 5 plantas de transferencia, 1 área de tratamiento ubicada a 20 km de la capital que incorpora sistema de triaje, compostaje y vertedero y 6 áreas de gestión, lo que indica que la mayor parte de la fracción resto es tratada fuera de la provincia.

En lo referente a residuos industriales no peligrosos la provincia no cuenta con ninguna planta de tratamiento para los mismos, siendo enviados a Soria o Valladolid. Hay 9 gestores de almacenamiento y 13 gestores valorizadores.

El plan integral de gestión de residuos de la Comunidad de Castilla y León promueve la implantación de Centros Integrales o Especializados de Tratamiento hasta alcanzar una capacidad de tratamiento de 400.000 toneladas, creando una instalación en la zona centro que dé cobertura a Segovia, Palencia, Valladolid, Zamora y Ávila, con capacidad de 180.000 toneladas.

El nivel de producción de residuos de construcción y demolición (RCD) estaba cerca de las 8.000 toneladas en el año 2010.

En cuanto a la generación de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEES), en el año 2010, se situaba en las 2.130 toneladas, de las que 251 toneladas correspondían a municipios de menos de 500 habitantes.

En cuanto a los residuos peligrosos, la provincia cuenta con tres gestores de almacenamiento, seis gestores valorizadores y ningún gestor eliminador.

El plan integral de gestión de residuos, aprobó el plan de acción sobre vertederos ilegales en julio de 2008 y fue actualizado en junio de 2013. Se adjunta tabla con el listado de los vertederos que se recogió en el Plan de Acción sobre vertederos ilegales, aprobado el 16 de julio de 2008 y actualizado en junio 2013. 


Se observa en el plan integral de gestión de residuos que después de León, Segovia es la provincia con mayor número de vertederos ilegales a clausurar de toda la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Valoración final de indicadores analizados


Los indicadores analizados en esta sección, facilitan una triple visión de la situación del Nordeste de Segovia, desde el punto de vista social, económico y medioambiental.

Después de analizar la información se puede aseverar que el Nordeste de Segovia:
  • Ha sufrido una pérdida importante de población durante el último siglo, llegando a una densidad de población muy baja de 6,55 hab/Km2 que según las definiciones establecidas por la Ley 45/2007, de 13 de diciembre, para el Desarrollo Sostenible del Medio Rural, entra dentro de la definición de medio rural con una densidad de población de menos de 100 habitantes por Km2.
  • La población ha envejecido en las últimas décadas, con un 21% de habitantes con más de 65 años y tan sólo un 13% de jóvenes menores de 15 años. 
  • La renta per cápita está entorno a los 7.000€, un nivel similar al de países en desarrollo como Perú, Colombia, Indonesia, Marruecos o Egipto.
  • La tasa de desempleo se sitúa en el 14% y no es mayor gracias a que el autoempleo ha conseguido generar dinamismo en el mercado laboral.
  • La incidencia del paro en los menores de 25 años es del 53%, lo que presenta un escenario sin futuro que generará más emigración, menor densidad de población y mayor envejecimiento de la población.
  • La agricultura se basa en el monocultivo extensivo de cereal.
  • Existe un recorrido para incrementar la masa forestal de la región y recuperar zonas comunales que han sido invadidas por los agricultores en las lindes.
  • Es una región seca en la que la gestión del agua se convierte en una pieza clave para la gestión de la sostenibilidad.
  • La provincia cuenta con pocas instalaciones e infraestructuras para tratar y gestionar de forma autónoma los residuos que genera, debiendo ‘exportar’ fuera de la provincia los residuos recogidos
  • Es la segunda provincia de la Comunidad Autónoma con mayor número de vertederos ilegales
Una zona con muy baja densidad de población que sigue perdiendo habitantes, con una renta per cápita de un tercio de la renta per cápita del país y unas tasas de desempleo juvenil tan elevadas, presenta todos los indicios de una región en declive sobre la que es necesario actuar, para cambiar la tendencia y conseguir retener a las generaciones más jóvenes, con ofertas atractivas desde el punto de vista social, económico y medioambiental, en las que la propia comunidad joven debería implicarse para conseguir dar un giro a su comunidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario