♫ Nuestra música tradicional: los instrumentos



Los instrumentos

La Dulzaina

La dulzaina es un instrumento de viento de la familia del oboe.

Está formado por un tubo de madera cónico rematado en forma de campana en la parte inferior. En la parte superior, y por el interior del tubo, se le ha provisto de un alojamiento donde se encaja el tudel, pequeño tubo metálico cónico donde va colocada la pipa, caña o elemento sonador. La madera empleada en la fabricación de la dulzaina es variada pero las más habituales son: ébano, palosanto, peral, boj o fresno. La pipa se fabrica con caña vegetal de cañaveral.

Lleva dispuestos a lo largo del tubo seis agujeros por la parte frontal y uno por la parte posterior que se tapan con la yema de los dedos. Además, con los dedos se abren o cierran ocho o nueve llaves que completan la escala diatónica.

Con los dedos de la mano izquierda, se tapan los agujeros y se manejan las llaves de la parte superior y, con los dedos de la mano derecha, se tapan los agujeros y se manejan las llaves de la parte inferior.

La dulzaina, tal como la conocemos ahora, es decir con las llaves metálicas, data de principios del siglo XX. Hasta esa fecha se las conocía con el nombre de gaitas y no tenían llaves, y a sus intérpretes, gaiteros. Desde el momento en que se le colocaron las llaves se empezó a llamar al instrumento dulzaina y a sus intérpretes, dulzaineros.


El Tamboril

El tamboril es un instrumento de percusión membranófono cilíndrico que se toca con baquetas. El tamboril sirve de acompañamiento a la dulzaina.
El uso de este acompañamiento estuvo durante mucho tiempo ligado, sobre todo, a melodías religiosas. Si bien no puede asegurarse que su origen sea militar, tuvo mucha relación con actividades marciales por resultar su sonido enardecedor para los soldados. En España, aparece desde muy temprano ligado también a bailes y celebraciones populares.



El Bombo

Es un instrumento musical de percusión membranófono, consistente en un cilindro, generalmente de madera, en cuyos extremos se ajusta una membrana estirada, usualmente de cuero de conejo, que es golpeada con una maza. Sirve para marcar el ritmo de las melodías.



1 comentario:

Gracias por tu comentario