23 de enero de 2021

Francia aprueba una ley para proteger "el patrimonio sensorial" de los pueblos


 
El Parlamento de Francia convierte en "patrimonio sensorial protegido" el olor a estiércol, el canto del gallo y el tañido de las campanas de los pueblos. Según el secretario de Estado de "Ruralité", la medida servirá para proteger la vida en el campo y la ruralidad francesa.

Como ha dicho el diputado que llevo la iniciativa, Pierre Morel à l'Huissier, de la Unión de los Demócratas e Independientes (UDI) nuestros territorios rurales no son solo paisajes, “pertenecen a ellos también los olores y sonidos de las actividades y prácticas que forman parte de nuestro patrimonio”.

La propuesta surge en mayo, cuando en pleno confinamiento por el coronavirus, un hombre de la región de Ardech mató al gallo de su vecino, Marcel, porque su cacareo de madrugada le fastidiaba. El "coquicidio" recopiló casi cien mil protestas en Internet. Y el "asesino" fue condenado a indemnizar a su propietario con 300 euros, y a no usar armas durante tres años. Para Marcel ya es tarde, pero su grito y sus plumas llegaron a la Asamblea y , han salvado a Maurice, otro gallo al que los vecinos de la isla Olerón llevaron al Tribunal.

Tras las numerosas quejas y denuncias hacia el turismo rural por los inconvenientes (ruidos y olores) que se producen en el campo de forma inevitable, la ley pretende dotar de herramientas legales al mundo rural para su propia defensa.

El texto legal entrará en vigor al comenzar febrero. Su objetivo es aportar a los dirigentes locales "elementos factuales y científicos en los que apoyarse" cuando deban actuar en posibles contenciosos entre los habitantes y constituye así una primera base jurídica que les sirva en su labor de mediación.







22 de enero de 2021

Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus)


 
 
El cernícalo vulgar es relativamente pequeño comparado con otras rapaces, pero más grande que la mayoría de las aves. Tiene alas largas de color bermejo con manchas negras, así como una larga cola muy distintiva, gris por la parte superior y de borde redondeado y negro. El plumaje de los machos en la cabeza es azul-grisáceo. El cernícalo es un ave de presa diurna y fácil de ver. Prefiere un hábitat de campo abierto y matorral. Los cernícalos nidifican en grietas de rocas o edificios, en huecos de árbol, ocupan nidos de córvidos y otras aves, pero también directamente sobre el suelo. Cuando caza, el cernícalo permanece en vuelo estacionario, casi inmóvil, entre 10 y 20 m de altura sobre el terreno, esperando avistar alguna presa (a esto se le llama cerner) y cuando aparece, se precipita en picado hacia ella aunque también es común que descienda suspendido y silenciosamente en vertical sobre la misma sin dar tiempo a que reaccione. Sus presas suelen ser pequeños mamíferos, fundamentalmente roedores, pequeños pájaros, reptiles, grandes insectos, gusanos y ranas. 
 
 
 Más enlaces sobre Fauna de Vellosillo
 



Aguila ratonera (Buteo buteo)


Es la especie más común de la familia Accipitridae en Europa. También se la conoce como el Busardo ratonero. De tamaño medio y aspecto compacto, el plumaje de cada individuo varía entre marrones oscuros y tonos blancos. Su hábitat natural son paisajes abiertos como praderas, campos y brezales con bosques o zonas arboladas colindantes en los que construir su nido. En vuelo, sus alas resultas cortas y anchas, su cabeza corta también y su cola en forma de abanico. Realiza planeos sostenidos, a menudo circulares, con aleteos lentos y de vez en cuando cernidos.En comparación con otras rapaces, el ratonero es un ave ruidosa, con frecuentes llamadas y reclamos. La llamada que se puede escuchar fácilmente cuando se encuentran en vuelo suena similar a un maullido. La técnica de caza consiste normalmente en otear el paisaje y divisar a sus presas, hacia las que se lanza en silencio, por lo que es fácil verlo posado en postes eléctricos y ramas. Su alimento son los pequeños mamíferos principalmente topillos campesino, pero como también insectos, palomas, pequeños pájaros, conejos, reptiles y anbibio. La evolución de la población ha sido positiva desde el siglo XIX, debido a una persecución cada vez menor, a la reforestación y al incremento de anidamientos en campo abierto.  

 

 

Búho real (Bubo bubo)


La más grande de las rapaces nocturnas europeas, el búho real es un formidable depredador capaz de alimentarse de una enorme variedad de presas. De carácter reservado y solitario, puede instalarse en los más diversos hábitats, aunque prefiere las zonas bravías con abundantes roquedales, tajos y cortados. Su vuelo es directo, potente y con planeos frecuentes. Su voz es un aullido profundo, tipo úú-oo, que puede llegar a oírse hasta a 2 km. Cada individuo tiene un aullido específico, de modo que pueden ser identificados individualmente por medio de su voz. El búho real tiene una actividad principalmente nocturna, como la mayoría de las especies de búhos, con los principales focos de actividad en las primeras horas después del atardecer y las últimas horas antes del amanecer. Los búhos reales son altamente sedentarios; normalmente mantienen un solo territorio durante toda su vida adulta. Incluso en aquellos que se encuentran cerca de los límites del norte de su área de distribución, donde los inviernos son duros y es probable que tengan poca comida, el búho real no abandona su área de distribución nativa. El tipo de presa principal varía según la región, pero está compuesta principalmente por pequeños mamíferos como topillos, ratas, ratones, conejos y liebres. 
 
 
 
 

Búho chico (Asio otus)

 http://


De hábitos estrictamente nocturnos y más bien forestales, se trata de una especie ampliamente repartida por nuestro territorio, aunque con desiguales densidades. Durante el invierno recibimos un importante contingente de aves procedentes de altas latitudes del continente europeo. Sale solo de noche.Su voz es un reclamo profundo, corto y apagado tipo huh. También puede hacer chasquidos con el pico para asustar a los enemigos o proferir una especie de maullidos. Caza fundamentalmente roedores como ratones, ratas y en menor medida aves e insectos.



Mochuelo europeo (Athene noctua)

 

El mochuelo europeo tiene grandes ojos de iris amarillo-pálido orientados hacia la parte frontal del cráneo. Es de contextura rechoncha, de color pardo con manchas blancas, y en vuelo se distingue por sus alas cortas, redondeadas y con líneas punteadas de color blanco. El vuelo del mochuelo común es ondulado, con descensos y ascensos continuos y de aleteos rápidos.  Su voz es fácil de escuchar en los atardeceres: una serie de reclamos agudos y fuertes. Se suele ver sobre todo en paisajes mediterráneos, con olivos, matorrales, y algún que otro pedregal. También es frecuente verlo de día, posado sobre un poste. Caza sobre todo pequeños roedores, insectos grandes, pequeños pájaros y gusanos.



15 de enero de 2021

Entrevista a Ruth Pedraz en el blog de la Asociación de Caballistas

 

 

Ruth vive en Vellosillo desde hace 8 años en una granja ecológica donde vive conectada con la naturaleza y trata de ser autosuficiente. Comenzó a montar cuando llegó al pueblo, contando en estos momentos con una cuadra con cinco caballos. 

Ver entrevista completa



2 de enero de 2021

Tejón (Meles meles)


El tejón común, europeo o eurasiático (Meles meles), también conocido como tasugo,​ es una especie de mamífero carnívoro de la familia Mustelidae.

El tejón tiene complexión robusta, cuerpo mucho más largo y ancho que alto, con patas cortas y cola también corta con el extremo romo. Su forma general es algo acuñada, con la cabeza alargada y triangular y proporcionalmente pequeña. El cuerpo también es alargado. Mide entre 67 y 80 cm de largo, más 13 a 18 cm de la cola. Algunos ejemplares pueden llegar a pesar unos 15 kg, aunque el rango normal de peso está entre los 11 y los 13 kg. Sus patas son muy cortas y fuertes. Las patas son muy fuertes y robustas, con cinco dedos en cada una y la planta almohadillada. Son semiplantígrados, con uñas largas y fuertes que quedan impresionadas en la huella de manera muy característica. Las patas anteriores presentan el mayor desarrollo muscular. El hocico es prominente, móvil y musculoso, encontrándose particularmente adaptado a excavar y hozar, mientras que el cuello es corto y ancho.

El pelaje es largo y fuerte en el lomo. Los pelos tienen una característica división de color, claro en la raíz y la punta y oscuro en el medio, lo que da una impresión general de gris, excepto en ciertas áreas blancas o negras puras. El vientre y las patas son casi enteramente negros. La cabeza es blanca, con dos franjas negras longitudinales, paralelas, muy características de la especie, que abarcan los ojos. El borde de las orejas y el extremo de la cola son blancos.

Habitualmente marca los cinco dedos con sus uñas. Las huellas delanteras, incluidas las uñas pueden medir 8 x 5 cm y las traseras 7 x 4 cm. En los ejemplares jóvenes no se marcan las uñas, aunque la huella tiene la misma fisonomía plantar que el adulto. Cuando el animal camina al paso, la huella anterior y posterior prácticamente coinciden, con una distancia de avance de unos 50 cm; cuando corre se produce un adelantamiento relativo de la huella del pie posterior sobre el anterior siendo la distancia de avance de 70 a 80 cm.

El hábitat va desde zonas semiáridas hasta zonas de alta montaña. Aun cuando el hábitat preferido es el de las estribaciones montañosas con cierta cobertura vegetal, preferiblemente bosque claro de frondosas combinado con pastizales amplios, donde puede encontrar lombrices de tierra, insectos y frutos. La presencia de ganado (especialmente vacuno) también se ha descrito como beneficiosa para la especie. Otro requisito para su presencia es la existencia de terrenos aptos para excavar las tejoneras.

Entre las poblaciones salvajes, un 30 % de los adultos muere cada año, mayoritariamente los machos, lo que explica la preponderancia de las hembras.​ Generalmente los machos viven cuatro o cinco años en estado salvaje, con algunos casos excepcionales que alcanzan hasta diez y doce años. Entre un 30 y un 60 % de los jóvenes muere antes de cumplir un año, principalmente de enfermedades, de hambre, de parasitosis, o cazados por humanos, linces, lobos, perros, zorros, búhos reales, águilas... 

Los tejones son animales sociables y suelen vivir en grupos de dos a doce individuos, con un promedio de cuatro a seis adultos, que habitan en tejoneras subterráneas excavadas por ellos mismos que pueden tener una gran longitud (también son conocidas como cados o huras). Los clanes de tejones son territoriales y defienden agresivamente sus territorios, especialmente los machos, contra la presencia de tejones extraños, pudiendo infligirse graves heridas, mientras que es inusual la lucha dentro del grupo social.

Es un animal de hábitos nocturnos, pudiendo comenzar sus salidas al crepúsculo, siendo muy raro observarlo a plena luz del día. Puede trepar, aunque no está bien adaptado para ello, y puede nadar relativamente bien. También puede correr con cierta rapidez. El olfato y el oído del tejón están muy desarrollados, mientras que la vista la tienen más limitada, pues por sus hábitos de vida, la han adaptado prácticamente al uso nocturno y a la oscuridad de su madriguera. Es capaz de emitir hasta 13 sonidos diferentes según su situación o grado de excitación. Cuando olfatea a ras del suelo, suele escarbar con su hocico, resoplando luego para limpiar las vías nasales.

Los tejones son omnívoros, se alimentan de insectos, particularmente abejas y miel, de donde proviene su nombre latino de «Meles» (miel en latín), de otros invertebrados, de mamíferos, reptiles pequeños, cereales, frutas y plantas, en general, sin desdeñar la carroña.

El apareamiento ocurre principalmente entre comienzos de primavera y final de verano. El tejón dispone de una implantación retardada, es decir, que la hembra puede guardar el óvulo fecundado varios meses. El desarrollo del huevo o cigoto puede detenerse hasta diez meses, hasta que las condiciones ambientales (duración y temperatura del día) sean apropiadas para la implantación en el útero.La gestación dura unos sesenta y cinco días después de la implantación, del óvulo en el útero. La mayoría de los nacimientos ocurren entre febrero y marzo.

Los partos suelen ser de dos a seis individuos. Las crías miden entre 12 a 15 cm, sin incluir la cola y están cubiertos de un pelo blanquecino del que destaca un pigmento oscuro en la cabeza, que luego serán las características bandas negras. Abren los ojos después de un mes. A las nueve o diez semanas salen de la madriguera.

La lactancia dura unos tres meses. La madre permanece largos períodos junto a las crías durante el amamantamiento. Por su parte el macho no se ocupa de las crías. Cuando culmina la lactancia todos los jóvenes permanecen agrupados en una misma dependencia, conocida como litera o cuna.

Un área de 50 a 150 ha es, generalmente, el territorio en el que se localiza una tejonera, la que además cuenta con varias áreas de campeo que pueden solaparse con la de otros ejemplares. Territorialmente marcan su territorio con heces que, a diferencia de las colocadas en letrinas en las proximidades de la tejonera, suelen colocar en piedras o arbustos en los que igualmente imprimen las secreciones odoríferas de las glándulas supracaudales.

La excavación de una tejonera, que es citada de forma habitual por la literatura científica, reveló que contaba con 879 m de túneles, cincuenta compartimientos, y ciento setenta y ocho entradas. Los investigadores estimaban que su construcción requirió extraer 70 tn de tierra y empleó varios siglos de trabajo, Ello evidenció que se trataba de una tejonera heredada por generaciones,

Las tejoneras han sido muy estudiadas por los naturalistas desde la antigüedad, que se han sentido atraídos por estas catedrales subterráneas, asignándole una serie de denominaciones a las diferentes partes del habitáculo. Así se denominan:
Cámara principal: aposento de alojamiento y cría de la especie. En algunas tejoneras puede haber varias. Puede tener hasta 3 o 4 m de altura y suele aparecer acolchada con restos vegetales.
  • Conductos principales: los utilizados habitualmente para acceder a la cámara principal.
  • Conductos de ventilación: los que sirven para llevar aire puro verticalmente al interior de la guarida. También penetra la luz a través de ellos por su construcción vertical, siendo esta última una importante función de la luminosidad de la guarida y regulación de la actividad del animal, a la que no se ha prestado mucha atención en los estudios de tejoneras.
  • Conductos de escape: vías accidentalmente utilizadas para salir de la tejonera en caso de peligro o inundación.
  • Letrina o retrete: cámara secundaria que se habilita junto a la cámara principal para defecar.
  • Litera o cuna: cámara secundaria en la que se agrupan los ejemplares jóvenes, para continuar recibiendo los cuidados maternos.

Comadreja (Mustela nivalis)

 

La comadreja común, comadreja menor o, simplemente, comadreja (Mustela nivalis) es una especie de mamífero mustélido ampliamente distribuido en Eurasia y Norteamérica.​ Es la especie más pequeña de mustélido y lo es también de todos los integrantes del orden Carnivora. 

La comadreja común tiene un cuerpo pequeño, muy alargado y extremadamente flexible con un hocico pequeño, aunque algo alargado, cabeza roma que no supera el grosor del cuello. Los ojos son grandes, prominentes y de color oscuro. Las extremidades y cola son relativamente cortas; esta última abarca menos de la mitad de su longitud corporal. Las patas están provistas de garras afiladas y las plantas son bastante peludas.​ El cráneo, especialmente las del grupo rixosa, poseen una apariencia infantil al compararlas con los demás miembros del género Mustela.

La comadreja común se moviliza por medio de saltos, la distancia entre los miembros delanteros y traseros varía entre 18-35 cm. 

Sus dimensiones varían dependiendo de la ubicación geográfica, en una proporción inusual entre los mamíferos. Por ejemplo, los ejemplares del grupo vulgaris pueden superar en tamaño a la razas más pequeñas en casi cuatro veces. En algunas subespecies grandes, el macho puede ser 1,5 veces más grande que las hembras. La proporción del tamaño de la cola también es variable, constituyendo del 13-30 % de la longitud corporal. La longitud promedio en machos es de 130-260 mm, mientras el promedio en la hembras es de 114-204 mm. La cola mide de 12-87 mm en machos y 17-60 mm en las hembras. Los machos pesan entre 36-250 gramos, mientras las hembras pesan de 29,5-117 gramos.

El vientre y zonas inferiores, incluyendo la mandíbula y cara interna de los miembros, son blancas. La línea divisoria entre la zona oscura superior y la inferior más clara, es homogénea, pero en ocasiones describe una línea irregular. Durante el invierno, el pelaje de esta zona es blanco puro y solo presenta pelo negro en circunstancias excepcionales.

Vive en cualquier hábitat, aunque prefiere los paisajes abiertos. Es abundante en entornos rurales, donde suele ser vista en la cercanía de muros de piedra, setos, montones de leña, en paisajes mixtos con prados, cultivos y bosques, que son ricos en micromamíferos. La comadreja es activa de noche y de día. Alterna periodos de actividad con otros de descanso. El territorio de un macho incluye el de varias hembras siendo de 2 a 4 veces mayor que el de estas, y excluye a machos adyacentes. El tamaño del territorio varía según el hábitat, la densidad de la población, la abundancia de alimento, la estación del año, el año, el sexo e incluso la presencia de otras especies de carnívoros. El tamaño del domino vital registrado en la Península Ibérica varía entre 1,38 ha y 5,17ha. Son carnívoros solitarios; los lazos entre hembras y crías se restringen casi exclusivamente al período de lactancia. Los territorios son exclusivos de los individuos residentes, especialmente de los machos. Marcan el territorio con heces y orina.

Su minúsculo tamaño no le impide capturar presas mayores que ella, como ratas, ratones y topillos, roedores a los que sorprende introduciéndose en sus propias madrigueras en las que cabe gracias a su extremada finura. Los machos, más grandes que las féminas, cazan conejos y liebres. Las aves y, especialmente las que anidan en el suelo, son presas también consumidas con mucha frecuencia. No solo se conforma con las adultas, sino que saquea y destroza los nidos de los progenitores. Está físicamente muy bien dotada: sabe trepar, correr, escabullirse por pequeños agujeros, nadar e incluso bucear. Esto le permite un diversificado régimen alimentario en el que también se incluyen lagartos, serpientes (incluso las venenosas), ranas y peces. Los insectos le gustan bastante y también come otros invertebrados (crustáceos y moluscos, principalmente).

El celo se produce entre febrero y septiembre. Entre abril y mayo se produce el primer parto, y nacen entre 4 y 8 crías, estando el tamaño de la camada relacionado con la disponibilidad de alimento. Se amamantan hasta las 42-56 días de edad. Entre las 9 y 12 semanas el grupo familiar se rompe y las crías se independizan. Las hembras nacidas en primavera son fértiles a los 3 meses, y ya puede producir su primera camada, dependiendo de la abundancia de presas. En verano las hembras nacidas el mismo año pueden tener su primera camada, mientras las hembras maduras pueden volver a criar, hasta dos veces más. La esperanza de vida es menor de un año. Algunos individuos pueden llegar hasta el tercer año de vida.