♫ Nuestra música tradicional: el día de la fiesta de Vellosillo



El día de la fiesta


Llega el día de la fiesta. El pueblo se prepara para venerar a su virgen. Mientras unos se visten con sus mejores galas, otros, más rezagados, aún desayunan, y los últimos, todavía se despiertan al ritmo de las dianas y revoladas, que el dulzainero y el redoblante tocan recorriendo las calles del pueblo. Se oye la diana “La Respingona”.

Las calles del pueblo se van llenando con esos ritmos que anuncian que el día de la fiesta ha llegado y llaman a sus vecinos a participar en ella. Son los ritmos para despertar y que, junto con el sonido de las campanas, animan a la gente a disfrutar de la gran y anhelada jornada festiva.

Llegan los vecinos a la iglesia y, poco a poco, entran en ella para escuchar la Santa Misa. Dentro, los músicos tocan una marcha lenta; a veces el himno nacional. Al terminar la eucaristía, los hombres más fuertes y voluntariosos cargan con el pendón y con los palos más pesados, al tiempo que las mujeres sacan a la virgen al ritmo de la “Entradilla Segoviana”. Este ritmo, pleno de picadas y adornos, sirve de lucimiento para los músicos en los momentos solemnes en los que todo el mundo observa en silencio la salida de la santa.

Durante la procesión, sigue sonando la música. Esta vez, el repicar de las campanas se confunde con los bailes corridos y las jotas para hacer las delicias de los más decididos, que se arrancan a bailar durante las pequeñas paradas de la marcha.

Finalizada la celebración religiosa, suena de nuevo la entradilla antes de pujar por meter los palos dentro de la iglesia. Tras esta puja, se escucha una marcha lenta o el himno nacional para acompañar a los afortunados que introducirán a la virgen en el interior del templo sagrado.

Al concluir la Santa Misa, prestos acuden los vecinos al bar a disfrutar del vermú y de los aperitivos, y a seguir compartiendo la ilusión de la fiesta. Los músicos la amenizan con jotas, pasacalles, pericones, pasodobles. En los últimos años, además, suenan también rumbas y foxtrots, y a los músicos les acompaña un bombo.

Pasodoble En er mundo
Pasacalles Villarluengo
Baile Corrido Corrido de Sepúlveda



1 comentario:

Gracias por tu comentario