Clérigos y problemas. Segovia 1.446


Durante la Edad Media el Obispado de Segovia programaba visitas de inspección por las parroquias, una de las visitas ha quedado reflejada en un cuaderno encontrado en el Archivo de la Catedral. 


La visita comenzó en septiembre de 1446, y duró un año (el visitador estuvo 2 meses enfermo). Se examinaron 347 parroquias de la provincia, Al frente estaba «el bachiller visitador» y le acompañaba un escribano. 

Iglesia de Villaseca
Al parecer, el estado de la diócesis era bastante lamentable. Solo medio centenar de parroquias se califican de «buena». Se dan casos algo chuscos, pero era la dura realidad. El visitador toma nota detallada del estado y dotaciones de cada iglesia, revisión de las cuentas, el comportamiento de los clérigos y el estado de los feligreses e intenta dar soluciones.

Iglesia de Santa Marta
Las iglesias y los curas de las aldeas se sostenían con las tierras, solares y ganados adjudicados, a lo que se sumaban diezmos, limosnas o donaciones. Los problemas venían por la desidia de los clérigos, gente poco preparada, que se hacían cargo de esos bienes, y los dejaban abandonados. Son numerosos los casos como los de Lagunillas, en donde el clérigo saliente "dexó las possessiones del beneficio perdidas".

Campesino y clérigo 
Según el cuaderno, casi todas las iglesias necesitaban arreglos en el tejado, el portal, las puertas, el campanario y capillas: «era de rreparar», «abierta la una parte»,«yva en rruina», «mal parada», «derribada la media del tejado», «se va a caer», «toda se llueve», «la una puerta quebrada e abierta», «torre mal cobierta», «derribada yrreparabile» o «la yerva nasce en él». El visitador a veces permitía la venta de las campanas o las pilas bautismales para poder hacer las reparaciones.

Iglesia de Castroserna de Abajo
A veces encontraba que las iglesias se usaban para otros menesteres. En Valleruela de Sepúlveda se encontró «un lagar enla eglesia» que el visitador mandó retirar en el acto. En La Fresneda «fallose (hallose) quela tiene ocupada Julio Bermúdes de trigo e tiene él la llave en manera quel clérigo non puede cada vez que quiere desir en ella missa». En San Esteban de las Aldehuelas, se usaba como cilla (granero) «con lo que han la entrada con las bestias por la iglesia e la llave andar de mano en mano e peligroso para el tesoro della», o como refugio para pastores, que dejaban «el portal lleno de estiercol de los ganados» o en Santa María de Carauete, «susia de estiercol de ovejas». En Pedraza se vio «commo los de las cofradías comían en las eglesias, e en otros lugares dellas que libravan los pleitos los alcaídes en los domingos e fiestas después de missa en los portales e ciminterios delas eglesias»,. En Villacastín «partían la carne enla eglesia e lo peor que lo ponían en la pila’».

San Vítores. Grajera
La toma de cuentas, era complicada y tensa, en Roda de Eresma, «en este lugar ove tantas rrebueltas en las cuentas e bozes e enojos que de aquí fuy contaminado que otro día me tomó la dolencia que ove desde Carbonero de Agusín", una dolencia que le mantendría dos meses alejado de la visita.

En muchos casos «non fallé a quien tomar cuenta, non se proveyó sobrello que non ovo quien». En Valseca, recibe respuestas como que «non dieron cuenta salvo que todo lo tenían gastado». En El Campo se queja de que «delos rreceptores non pude bien saber la verdad delas cuentas, pero tome las como mejor pude»». En Hontanares de Eresma, descubre que ha sido engañado «que fuy engannado enla cuenta dela otra visitación».

San Pedro in Vincola. Perorrubio 
La situación de abandono de algunas provocaba que fueran objeto de robos, como en Sancheznar, cuya iglesia tenía «las puertas abiertas» y estaba sin campanas «que las probaron a furtar. En Santa Maria de Sequera «fallescia (faltaba) un crucifixo de plata que podría valer una dobla de oro» que se lo llevó el cura a «adobar» (reparar) y no se había devuelto; lo mismo ocurría en Lagunillas con un relicario «que podría valer fasta mill maravedíes»; en Santa María de Varga una lámpara «de dos marcos de plata» que estaba empeñada y se mandó recuperar, o en Fuente el Olmo, donde «el cura prestó una taza dela yglesia que non la han tornado»».

Clerigo medieval 

El cementerio debía estar bien organizado en la diócesis, con alguna excepción. En Collado Hermoso «non tiene ciminterio salvo el portal e que todos los más se entierran en la granja»,

Iglesia de Duruelo
Hay quejas sobre el comportamiento de los clérigos. Ejemplo el cura de Val de San Pedro. «Fallose (hallose) el clérigo que era público concupinario e jugador de dados e continuador de las tavernas con los legos e bebdo muchas veses e rrebolvedor en el concejo e que continua traer armas espada e punnal o vallesta e aljava, e rropas sobre la rrodilla e quasi insenssato jugar se a andar de cabeza a piernas altas e otras pruevas inhonestas, e salir de noche por el aldea apregonando a bozes altas «sal a vender e vinagre”, e que non dise missa salvo los domingos e que passa muchas fiestas de apóstoles e de Santa María que non dise missa, e que algunos avrían fallescido sin penitencia sinon por los clérigos comarcanos, e que muchas creaturas se han enterrado sin él por non continuar estar tanto en el lugar e otras veses ser llamado a ello e non querer venir … e otras cosas muchas que fueron denunciadas ante él, e estas todas fueron provadas por enformación de testigos juramentados. E otrosy (tambien) se lieva por faser los testamentos XXIII maravedíes e por que una mujer non quería faser su testamento por él, por esta rrasón ovieron con él algunas palabras a tanto quel puso manos a las armas sinon ge lo estorvaron otros e sobresto quele detovieron por non le dexar sacar el espada e jurados e otros quelo vieron dixieron que non ponían enel manos salvo por le estorvar que non fisiesse algún mal».

Iglesia de Cerezo de Abajo
Mal estado de las aras o altares, que están «susios» o «mal aderessados», y sobre todo el sagrario, el «arqueta del Corpus Christi»». Como dice el visitador, «en la mayor parte de las eglesias se fallan (hallan) las llaves del arqueta en sus altares», pero además solía encontrarla «abierta sin llave e sin erradura» , «male parata», «descerrajada» o con ‘mus in teca» (roida) Sobre el contenido del «arqueta», en Aranzuela «un poco dela forma enpeszada a roer». En Las Vegas el clérigo «desía de luengo tiempo con hostias que avían mal sabor por ser de tan luengo tiempo fechas que olían». En Matamala «la arqueta abierta descerrajada, en el Corpus Christi “gusano e empezado a roer, en el arqueta enbueltas hostias dos o tres muy comidas de polilla.” 

Editando libros litúrgicos
Las parroquias tenían la obligación de tener la «tabla» (libro de cuentas), y otros libros, como «dominicales e santurales de canto e lectura e míssales», evangelios, epistolarios, lectionarios o salterios”. Las parroquias parecen bien surtidas de todo tipo de libros, en algunos casos se permite su venta para sufragar obras en las iglesias.

Campesino medieval
Las ropas de vestir el altar o a los sacerdotes presentaban un estado descuidado. En algunos altares faltan «sávanas» que los cubran, a veces por robos, como en Santa María de Cantalejo. O en tal mal estado que el visitador ordenaba quemarlas. Respecto a las ropas de los sacerdotes, éstas consistían en casullas, albas, amitos, estolas, manípulos y «cintas».

A veces los clérigos cometían errores que perjudicaban económicamente a sus parroquias. En La Hesa «se querellaron del cura que por su culpa de non rrequerir se perdieron MCCCC maravedíes que había dado a uno para faser cal e llevoselos e nunca tornó»; También, se encargaban obras de las que sólo se podía pagar una parte, con lo que el trabajo quedaba sin hacer y la parroquia perdía el dinero que había puesto hasta el momento. O que para reparaciones urgentes vendían objetos de oro o plata, a precios más bajos de su valor real. Algún clérigo también se apropiaba de rentas pertenecientes a la parroquia, como en La Cuesta, donde el clérigo tenía unas casas de la iglesia que valían en renta unos cien maravedíes «e dise quelas tiene encensadas por treynta e nin paga los XXX nin lo más».


Campesina medieval
Otra de las faltas de los clérigos es la del amancebamiento. En Villalvilla estaba «el clérigo difamado con dos casadas, dela una cierto e tenía en casa al marido; mandele so pena de suspenssión que non entrasse en su casa ella, nin él enla della, nin usasse conella, nin toviesse el marido en casa, porque non oviesse causa ella de venir a su casa”, situación que se repetía en Garcillán «el capellán Antón Sánches tiene una muger sospechosa que non cata reverencia a él nin honrra, e a muchos deshonrra, ansy del pueblo commo a otros que a su casa vienen, mandele que la quitasse de sy fasta IX días».

Clerigo y albarrana
Lo normal es que se dijera misa una vez a la semana, el domingo, aunque como en San Miguel en Fuentidueña, «non se disía missa salvo tres o quatro días al anno», el de Oter Redondo, donde el cura «de tres annos o más que ha que non les dice missa desiendo que está entredicha», o el de Las Lastras, «que non les dice missa salvo de tarde en tarde e lo peor que non consiente que otro les diga missa quando él non viene».

Tambien hay quejas de los feligreses sobre la falta de confesión, especialmente de moribundos. En Escarabajosa, donde falleció el cura y no había sido todavía reemplazado, «andando pestilencia en el lugar» «alguno se confessó en la muerte con otro lego por mengua de clérigo”, en Garcillán, se lamentaban de que «les dise las missas delos domingos corridas e que un día de Pascua de Resurreción que les dixiera la misa rrezada», en Poziague, donde «muchas veses quando el tiempo delas ledanías avían de yr alas procesiones, él non quería yr conellos ». O no habia clérigo en la parroquia, como en Madrona «puse les plaso de XXX días que se confessassen de X annos arriba e comulgassen de XVIII annos arriba».

En Fresno protestaban porque los judíos para cobrar las deudas a los cristianos presionaban a éstos ante las autoridades eclesiásticas ”e quando ansy a petición delIos son descomulgados los cristianos tales, los judíos rriense e escarnescen”.

No se indica un comportamiento negativo de los feligreses, sino al contrario, aunque hay alguna excepcion. En Santa María de la Puebla se encontraban «dos ommes vecinos e naturales los quales fueron de los tres que quebraron los ojos» al clérigo Miguel Sánchez,. El visitador señala también su condena hacia «los adivinos e fechiseras», aunque no los denuncia.

Comentarios de visitas a algunas aldeas de la zona de Sepúlveda:

Valleruela. Fallose un lagar en la eglesia, mando se quitar e poner ende (allí) la pila e faser sacristania enla capilla de Santa María.

Castro Serna de Yuso (Abajo). Fallaronse (halláronse) tres casullas rrotas rremendadas diformes. Mando se que se fisiessen frontales e se metiesse otro de lienço blanco para con otro que tiene de seda quele abasta según la eglesia e lugar, e alimpiar el portal delos queloavian ensusiado con sus ganados.

Santa María de Tejadilla. Pobre, de quatro vezinos e quiere se caer el tejado podrido.

Iglesia de Tejadilla
Pradenilla. Poco rrica.

Pradena. Buena.

CasIa. Común.

Sigueruelo. Común.

Santa María de Varga. Fallose( hallose) que estava una lámpara de dos marcos de plata enpennada, mandé al clérigo so pena de suspensión que fasta en fin del mes de febrero que la traxiesse por que se falló (halló) algún tanto en culpa della.

Santo Thomé. Visito se cumplidamente según las otras salvo que non se tomó cuenta nin otra cosa alguna. E mandose faser el coro para las oras de madera e aderessar la tribuna para el invierno.
Iglesia de Sotillo
Cerezo de Yuso (Abajo). Optime. Fallose que era dado un rretablo a faser para el altar mayor para el qual era necessario de mudar el altar mayor e principal mente que non se mudando se cerraran las ventanas del dicho altar e dio se licencia para le mudar.

El Soto. Pobre e mal parada

El Sotillo. (Tachado.)

La Fresneda. Fallose quela tiene occupada Julio Bermúdes de trigo e tiene se él la llave en manera quel clérigo non puede cada vez que quiere desir enella missa, es de proveer. E la eglesia pobre e descobierta al campanario buena parte della.

El Alameda. Pobre e quasi hermita en sus paredes malas

Ruinas de Santa Cruz de Fuentidueña
Duruelo. Mal parada e de trastejar toda e más al campanario. Fallose quel clérigo Ferrand Sánches cura permitió e mandó enterrar una criatura que fallesció sin babtismo por su culpa enel ciminterio la qual fue enterrada primero fuera del ciminterio e la fiso sacar e traer al ciminterio. Fallose que se provaron muchas cosas contra el clérigo e diose carta contra él en forma e de embargo delos fructus del beneficio por las casas que tiene derribadas dende (allía) e de Sant Christóbal e un par de bueyes perdidos.

Sant Christóval del Enebral. Una casa derribada dela qual llevó la teja e la rripia e otra madera. Diose la carta contra el dicho Ferrand Sánches cura de Duruelo que es anexa para que labre las vinnas que tiene perdidas e faga la casa que es bien para un omme que more ende e alumbre la eglesia.

Santa Martha. Toda se yva a caer el tejado e viejo e paredes buenas. Es pobre que non ha rrenta más de gincuenta maravedíes, moran ende(allí) fasta quatro vesinos. Non se puede faser sy non se vende un lectionario que tiene bueno e non lo ha menester por que es anexa a Arauetes que tiene buenos lectionarios.

Santa María de Arauetes. Fallose quel clérigo Alvar Sánches cura que mora en Sepúlvega e sirve mucho mal que muchos domingos non viene e fallesció una buena muger sin penitencia por non morar enel lugar. E tienese la sacristanía e sirve la mal quede ambos se quexaron los feligreses, e por que non se tanne al Ave Maria nin a otras oras.

Sant Pedro de Pero Rruvio. Fallaronse malas casullas rrotas rremendadas e indecentes e pobre eglesia salvo por un buen feligrés.

Santa Maria de Castilnovo. Buena.

La Serna de Vellosillo. Pobre, proveela Alvar Rrodrigues que bive ende (allí) e rrescibe lo que rrinde.

Santa Maria de Bociguillas. Buena salvo (en blanco).

Santa María de Duratón. Fallaronse (halláronse) las cuentas perdidas pero rreparose con la de Antonio Ferrándes de Pedraza, visitador que Dios aya, e con inquisición que se fiso delas debdas E fallose de menos una macana dela cruz en que podría valer dos marcos que se dio adobar a dos plateros que estavan en Sepúlvega e fueron se e la levaron e dise quela enpennaron por setesientos maravedíes a un judío que llaman don Ferrer que morava en Segovia e es passado a Soria. Mal servida del cura.

Santa María del Olmo. Querellaron se que non les desía missa salvo los domingos, e mandé que dixiesse dos missas los domingos una en Santa María de Sonna que es su adeganna (barrio) e de más vesinos e la otra otro día enla semana e delas otras fiestas un día enla una e otro día enla otra.

Los Nabares. Bueno el de Medio.

Sant lohan de Uruennes. Buena salvo el cura mucho mal insenssatus ebrius continuus et lusor et devastator et ultra nudam et multa que contra él fallé según por la pesquisa fallé que fise inquisisión contra él e dy carta contra él fasta noventa días de treynta en treynta días paresciesse ante mí personalmente para ver e saber su ydoneyda e habilidad e inhabilidad.

Santo Thomé de Villa Seca. Tienela Estevan Sánches clérigo. Mal parada.

Sant Bonal de Ynojosa. Va se a caer, la puerta abierta e la eglesia mal parada e tiene una campana pequenna e dise que se levó la otra Alvar Rrodrigues de Vellosillo que sela vendieron.

Sant Estevan delas Aldiuelas. Está mal parada e el portal todo se va a caer e tiene el portal lleno de estiércol de los ganados e pastores que se acogen enella.

Santa María de Castroximeno. Mucho mal enel altar.

Santa María de Valdesimonte. Bueno.

Sant Pedro de Gaillos . Buenos clérigos.

Torredrada. El clérigo difamado con una casada e entrava en su casa ella disiendoquele servia e el marido consentidor. Ebrius et rrenegador, repreendy le coram omni clero.

Fuente Sauco. El altar susio, la arqueta abierta, un capellán que ende está ignaro. (ignorante)

Castro. Buena e buen clérigo. Fallé el coro que era oscuro el altar, dy licencia ex oflício para abrir una ventana acerca del altar

Las Cuevas de Provanco. La arqueta abierta. El cura amancebado e el capellán difamado con una casada que le tomaron en casa de noche con ella a puerta cerrada pero non le fallaron delinquendo. El cura mal entendido que mala bes sabe leer el (...) nin las oraciones dela ofrenda e otras pero desia bien la forma de las palabras. Altares mal parados.

Santa Cruz. Non tiene clérigo. Pequenno el beneficio, el cura non se da cuidado del. Dy poder e licencia al pueblo que coxgan capellán de los fructus.

Val de Tiendas. Buena e buen clérigo.


(del trabajo “Una visita pastoral a la diócesis de Segovia durante los años 1446 y 1447” de Bonifacio Bartolomé Herrero, 1995)






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario