Historia de una aldea. 1.- El desierto (años 711-940)


Hubo una época en que de la nada se crearon en Castilla miles de aldeas, entre ellas Vellosillo…. La historia de la aldea comienza así.

Hace unos 1.300 años, en el 718, los árabes dominaban la península excepto Asturias y parte de Cantabria, Los habitantes de la zona eran astures, cántabros y vascones, de costumbres tribales y paganas. A ellos se unieron refugiados cristianos de la Meseta.

Eran en poca tierra muchos hombres juntados. Visquieron castellanos grand tiempo mala vida; en tierra muy angosta de viandas fallida. Lacerados muy grand tiempo a la mayor medida; véyense en grand miedo con la gent descreyda".

Teito. Antigua vivienda astur
Unidos por nobles visigodos como Pelayo o el duque Pedro de Cantabria, resistieron a los árabes y crearon el Reino de Asturias. Los árabes, no tuvieron un gran interés en ocupar esa zona pobre y montañosa.

En el 739 Alfonso I de Asturias, aprovechó una rebelión de los bereberes, que desguarneció Castilla-Leon. Entonces, realizó una campaña en toda la cuenca del Duero, dejando despobladas y en ruinas las ciudades y pueblos que iba tomando, hacía matar a los musulmanes y llevaba a la población cristiana a sus dominios. De esta forma Alfonso I llegó a devastar y despoblar  prácticamente todas las ciudades importantes del Duero, entre ellas Sepúlveda.

Toda la meseta norte de España, quedó despoblada aproximadamente desde el año 750, y fue lentamente repoblándose durante más de 300 años por cristianos norteños y tambien por mozárabes huidos de Al-Andalus. ("Teoría del Desierto del Duero"). Otras teorías dudan de que hubiera una despoblación total ya que se han encontrado restos de pequeñas poblaciones en la zona despues de Alfonso I.

Limite de la zona despoblada
En cualquier caso todos coinciden en que en el 750, la zona de la Meseta Norte de España es un inmenso territorio prácticamente deshabitado, boscoso, virgen, y desorganizado. Se convirtió en una tierra de nadie 

El grueso de la población y el poder económico musulmán se estableció al sur del Sistema Central y en el Valle del Ebro. En la época la diferencia de población entre Al-Andalus (territorio musulmán) y el reino de Asturias era de 10 a 1. Al Andalus poseía además una técnica y desarrollo humano y riqueza muy superior al reino asturiano.

Caballo de raza losina empleado por el reino asturiano
El rey Alfonso II, fortalece el Estado cristiano, con alianzas con la Europa de Carlomagno. El reino de Asturias se extiende hacia Galicia, Cantabria y el Pais Vasco. Se crea el Camino de Santiago. Ante la amenaza, los musulmanes dirigen ataques masivos que llegan a arrasar las principales ciudades del reino astur (Oviedo), Alfonso II se escabulle en las montañas y consigue derrotarlos en la batalla de Lutos.(794)

Al-Andalus, siempre tuvo problemas internos: revueltas entre las etnias musulmanas, los árabes privilegiados frente a los bereberes del Norte de África que componían el ejercito y quedaban marginados en el reparto de tierras. Ambiciones entre los clanes dominantes que provocaban sangrientas guerras civiles. Cuando ocurría esto Asturias disfrutaba de periodos de paz y de desarrollo demográfico, económico y militar.

A partir del año 800, y aprovechando estos periodos sin ataques, se forman grupos de colonos cristianos: familias con sirvientes o también "parentelas" (clanes hasta el cuarto grado de parentesco) que comenzaron a emigrar y establecerse en los valles de Mena y Losa al sur de la Cordillera Cantábrica. En el 814, "Exierunt foras montani de Malacoria et venerunt ad Castella". Según Pérez de Urbel "es una emigración en masa de gentes de las estribaciones orientales de los Picos de Europa, hacia Bricia, Campoo y Saldaña. Bajan de Cabuérniga y Cabezón hasta el nacimiento del Ebro; pasan cerca de Reinosa y al penetrar en la llanura se convierten en foramontanos".

Valle de Mena (Burgos).

Eran campesinos del reino de Asturias, cuyas tierras no eran ya suficientes para mantener al clan familiar. El motivo de la emigración fue el exceso de población, la falta de tierras, y también la voluntad de reconquistar el terreno a los árabes. 

Junto con los colonos viajaban clérigos. La iglesia es la encargada por el rey para llevar la organización de los colonos: los deslindes de tierras, escrituraciones, evitar los abusos entre propietarios, el control de los impuestos. Junto a las pequeñas aldeas se fundan iglesias parroquiales y algún pequeño monasterio.

La iglesia adoctrina y controla ideológicamente a la población. Los clérigos eran seguidores de las teorías del monje Beato de Liébana y otras corrientes europeas, muy belicosos contra el invasor musulmán.


Ilustracion para los "Comentarios" del Apocalipsis, escritos por  Beato de Liébana
Los colonos ocupaba el terreno virgen y lo señalizaban con mojones, a eso se le llamaba presura y les daba derecho a trabajar el lugar, pero no se les reconocía la propiedad hasta que no lo hubieran limpiado y labrado. A esto se le llamaba “escalio”.

Se convertían así en hombres libres, con tierra propia abundante (La tierra era de realengo, el propietario último era el rey, por lo que los condes les sometían a impuestos, pero podían disponer libremente de la tierra).   

Sin embargo, en el año 800, La zona repoblada, llamada Bardulia, (norte de Burgos) era muy peligrosa y expuesta a las incursiones árabes. Los musulmanes remontaban el río Ebro como camino natural para pasar a la Meseta. Durante los siglo IX y X. los moros no dejarán de atacar Bardulia para frenar la emigración y empobrecer el reino de Asturias.

“Salió Abd-Rahman ben Muhamad y caminó hasta que acampó junto al rio Duero y se le juntaron ejércitos de todas partes y los ordenó. Luego caminó adelante en el desfiladero de Fher-Berdhiz, donde había cuatro castillos que tomó el ejército, y tomaron los muslimes cuanto había en ellos y los redujeron a ruinas, después se derramaron de lugar en lugar sin que pasaran por morada que no arrasaran con el fuego, talando árboles y asolando los campos cultivados, hasta que llegó a todos los lugares de ellos y no le quedó a Ruderik (Rodrigo), señor de Al-Qilá (Castilla), castillo de sus castillos,..” Ibn Ihdari. Año 865

El objetivo de los árabes no era la conquista sino, la limpieza de “la tierra de nadie” del Duero. Los árabes mataban a los hombres que encontraban y se llevarse las mujeres y los niños a los mercados de esclavos de Córdoba, los cultivos y árboles frutales eran destruidos y las aldeas quemadas. Todo lo existente de valor como el ganado, era saqueado. Los colonos supervivientes empezaban de cero una y otra vez. Y el reino de Asturias comenzó entonces a construir un poderoso sistema de defensa.


                                                     Las esclavas de Al-Andalus

Para la defensa de la fontera el rey delega en los condes (comites). Estos organizan la construcción de forficaciones y los lugares de asentamiento de los colonos. Son la autoridad militar y jurídica. Otorgan las cartas puebla o fueros a los colonos, donde se les reconoce la administración libre de sus tierras y amplias libertades a cambio de impuestos por la protección militar y por el uso de la tierra. También existen otros nobles menores o infanzones (muchas veces de origen campesinos), vasallos de los condes que se encargan de dirigir pequeñas zonas. Al norte del Duero el sistema será así de tipo señorial, muy distinto de lugares como Sepúlveda.

Se conoce el primer fuero del año 821 para la repoblación de Brañosera (norte de Palencia y Burgos) por el conde Munio Nuñez: En el se concede a 5 familias el uso del valle, se les exime de servicios militares, a cambio de impuestos: la mitad de lo que recauden a  los que lleven allí el ganado a pastar e impuesto sobre la tierra. También construye una iglesia y le dota de terreno para su manutención. 

"Sea en el nombre de Dios. Yo Munio Núñez y mi mujer Argilo, buscando el Paraíso y recibir merced, hacemos una puebla en el lugar de osos y caza y traemos para poblar a Valerio y Félix, a Zonio, Cristuévalo y Cervello con toda su progenie y os damos para población el lugar que se llama Braña Osaría, con sus montes, cauces de agua, fuentes, con los huertos de los valles y todos sus frutos y os marcamos los términos por los puntos que se llaman de la Pedrosa y por el Villar y los Llanos .. y por la Hoz por la que discurre el camino de los de Asturias y Cabuérniga ... Y a todos los que de otras villas vinieren con sus ganados o por interés de pastar los prados de los pagos que se mencionan en los términos de esta escritura, los hombres de Braña Osaría les cobren el montazgo; y tengan derecho sobre aquellas cosas que se encuentren dentro de esos términos: la mitad para el conde y la otra mitad para el Concejo de Braña Osaría. Y todos los que llegaren a poblar la villa de Braña Osaría no paguen abnuda, ni castellanía,(servicio de vigilancia o defensa) sino que tributen, en cuanto pudieren, por infurción (impuesto sobre el terreno) al conde de esta parte del reino. 

Y levantamos dentro del espeso bosque de Braña Osaría, la iglesia de San Miguel Arcángel y yo Munio Núñez y mi mujer Argilo para sufragio de nuestras almas, donamos tierras de labor a los lados de dicha iglesia y para la misma. Y si algún hombre después de mi muerte o la de mi mujer Argilo contradijere al concejo de la villa de Braña Osaría por los montes o límites o contenido que en esta escritura se señalan, de sus bienes pagará antes de litigar, tres libras de oro al fisco del conde y que esta escritura permanezca firme…”

Brañosera (Palencia)
La antigua Bardulia queda erizada de castillos, torres, cercas y fortificaciones. Desde finales del siglo VIII los árabes llaman a la zona Los Castillos (Al-Qilá) y comienza a aparecer en documentos como Castella o Castilla. "Bardulies qui nunc vocitatur Casstella" (Bardulia que ahora llamamos Castilla...).

Los ejércitos árabes eran superiores, pero con dificultades logísticas para mantenerse mucho tiempo en la primitiva Castilla. No trataban de conquistar y ocupar, sino de destruir la repoblación con campañas de corta duración y cuando el clima lo permitía. Los cristianos tuvieron muchas pérdidas, pero pudieron ocultarse o fortificarse en el terreno y avanzar en la colonización en cuanto podían.

Así el proceso de avance hacia el Sur continuó durante todo el siglo IX, con duras campañas del emirato cordobés dirigidas contra Álava, Castilla y Leon y la respuesta tenaz de los Condes encargados de la protección de la frontera y de los colonos. Con Alfonso III de Asturias, que reinó 44 años (hasta el 910), el reino de Asturias pasó de ser un débil territorio amenazado de destrucción, a ser un poderoso reino. Por el contrario, Al-Andalus, en esa época vivía un periodo de revueltas internas y debilidad.

Cruz de la Victoria donada por Alfonso III. Símbolo del Principado de Asturias
Después de Alfonso III, el Reino de Asturias se convierte en reino de León. En el 912 la Reconquista cristiana llega al rio Duero. Y se forma otra frontera fortificada a lo largo de un río. Hacía algo más de cien años que se comenzó a fortificar la ribera del Ebro, y en un siglo se pasa sucesivamente de norte a sur por el Arlanzón, el Arlanza, el Esgueva y se llega al Duero. Así, la nueva frontera irá de oeste a este: Peñafiel, (Penna fidelis) Roa, Aranda de Duero, Langa, San Esteban de Gormaz, Gormaz, y Osma.

Castillo de Peñafiel
Los condes de Castilla se fueron haciendo más independientes y autónomos del reino de León. Se formó un derecho propio en Castilla según las costumbres de la tierra de frontera y el mundo libre de los colonos, con leyes diferentes de las leonesas.

La creación de aldeas, la construcción de iglesias y monasterios se asentó poco a poco detrás de la barrera del Duero. Quizás ya en esa época, grupos de pastores-guerreros cristianos, conocedores del terreno y con gran movilidad, pudieron adelantarse y llevar sus rebaños al Sur del Duero, en zona no conquistada oficialmente, como por ejemplo Sacramenia o Sepúlveda.

A partir del 929 se crea el Califato de Córdoba y Abderraman III, consigue un Estado unido y poderoso. Entonces la situación se hace mucho más difícil para el reino cristiano. Se suceden los ataques y los castillos de la frontera cambian de manos continuamente. En el 939 el califa cordobés lanza la campaña definitiva (Gazat al-kudra, el Supremo Poder). Reúne un ejército de 100.000 hombres que cruza el Guadarrama y se dirige a León, pero es derrotado en Simancas y en Alhandega por el rey Ramiro II, y sus condes: Fernán González de Castilla y Asur Fernández de Monzón. También intervino como aliado el rey de Navarra 

Como consecuencia, los cristianos realizan un rápido avance al sur del Duero llegando en algunos puntos a la Cordillera Central. La crónica dice: “In era DCCCCLXXVIII..populavit Ferdinando Gundisalviz civitatem que dicitur Septem Publica, cum Dei auxilio” “En la era 978 (año 940), Fernán González pobló la ciudad de Sepúlveda, con auxilio de Dios”.

Tumba de Fernán González en Covarrubias (Burgos)
En el año 940 comenzó la repoblación de la zona de Sepúlveda. Sin embargo el poderío árabe la hizo más difícil que al Norte del Duero. 

La repoblación sepulvedana fué un largo proceso de tres siglos más, con unas duras condiciones de frontera. En este proceso repoblador fue cuando se creó la aldea de Vellosillo. y también cuando nació la Comunidad de Villa y Tierra y el Concejo de Sepúlveda, forma política novedosa y desconocida en la Europa medieval.

Continuación (Historia de una Aldea 2. La Frontera)


Jinete árabe



5 comentarios:

  1. Muy interesante Miguel Angel ¡¡Gracias por compartirlo en el blog!!

    ResponderEliminar
  2. Genial Miguel Angel, gracias por tu dedicación y esfuerzo

    ResponderEliminar
  3. Tus estudios sobre Vellosillo ya comienzan a convertirse en un libro de historia. Buena entrada !

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante, muy bien explicado. Gracias por enseñarnos algo de historia.

    ResponderEliminar
  5. Nada que lo voy a imprimir para leerlo con tranquilidad, buen trabajo de investigación. Gracias Miguel Angel

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario