La llegada de la era de la información de masas a Vellosillo


Los vecinos de Vellosillo conocían los acontecimientos del mundo por los viajantes que llegaban al pueblo, lo que comentaban con los vecinos de otros pueblos y la exigua correspondencia que recibían de familiares que vivían fuera del pueblo. 

Primera portada del Adelantado de Segovia. 1901
En los años veinte del siglo pasado, Santos García se suscribió al Adelantado de Segovia, conectando informativamente a Vellosillo con el resto del mundo. Todos los días, Angel Robledo, herrero de Vellosillo en aquellos tiempos, lloviera o nevara, iba a Perorrubio en su enorme burro a buscar el correo del pueblo y el periódico de la suscripción de Santos. El coche de línea de Segovia lo dejaba en la parada del cruce con la carretera de Cantalejo. Tras leerlo rigurosamente, Santos lo dejaba en su bar para que el vecino que quisiera lo pudiera leer. Así siguió el pueblo los acontecimientos principales como la Guerra Civil y la posterior Segunda Guerra Mundial.

En enero de 1937, poco antes de que acabara la Guerra Civil, se había creado Radio Nacional de España, a la que se le otorgó el monopolio de la información en España. En 1943 el numero de receptores de radio en España estaba en un millón de uso particular o colectivo. Los espacios de mayor audiencia eran los informativos que tenían una duración de 15 minutos y se retransmitían en horas reservadas a las comidas, las cenas.

Locutor de radio en los años 50
En 1.946, Pedro Arranz adquirió la primera radio que hubo en Vellosillo. Se convirtió en un auténtico acontecimiento. Los sábados por la tarde toda la juventud del pueblo se acomodaba en la sala de la casa de Pedro para escuchar el programa de Noche del Sábado, programa de música y variedades de Radio Nacional de España. La edad del entretenimiento de masas había llegado a Vellosillo. Juanito Valderrama era el artista más admirado por los vellosillanos. En los años 50 se popularizarían enormemente las radionovelas.

Entrados los años 60, la radio experimentará una mala época por un hecho que vendría a cambiar muchas cosas: la llegada de la televisión. Si bien ésta llegaría a los hogares españoles en 1956, no será hasta la década de los 60, y en especial hasta los 70, que su uso se empezaría a generalizar de forma masiva.

La primera televisión que llega a Vellosillo fue una de segunda mano que le regalaron a Julian Casla en 1.968. Los sábados por la tarde se volvía a concentrar la juventud de otra generación de Vellosillo en la sala de su casa para ver las series en blanco y negro de aquella época. Bonanza se convirtió en el gran éxito de pantalla en el "share" de Vellosillo.

Los protagonistas de Bonanza
En 1.976 la Asociación de Vecinos de Vellosillo restaura la escuela antigua convirtiéndola en el Teleclub del pueblo, convirtiéndose en el lugar de reunión de los vecinos. Se añaden, un poco más tarde, una biblioteca y una sala, tipo peña, para la juventud. Con el tiempo el Teleclub evolucionaría hacia lo que es hoy en día, el bar, la sala para jugar a las cartas y el consultorio médico.


La extensión de la televisión en los hogares en la década de los 70 supuso un gran cambio en la sociedad española, y la entrada de hecho en la globalización y en la sociedad de consumo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario