El valor de la arquitectura tradicional


(Entrevista a Miguel Angel García García publicada en el periódico El Nordeste de Segovia, titulada EL VALOR DE LA ARQUITECTURA TRADICIONAL)


Es una persona seria pero cercana, educada, que quiere meditar bien sus respuestas y poco amante de protagonismos. Un tío le animó a ser aparejador y, su gusto por los edificios, le llevó a la arquitectura que le proporcionó etapas profesionales interesantes, como encargarse de elaborar el contenido de la nueva ciudad judicial de Madrid y coordinar a los arquitectos que intervinieron en ella, entre ellos el famoso británico Norman Foster; la crisis paralizó su ejecución. Pero él siente apego por las construcciones del Nordeste y ha participado en varios proyectos, aportando sus conocimientos, entre ellos la edificación de un palomar tradicional y realizar una minuciosa investigación histórica sobre su pueblo que le ha llenado de sorpresas.

Hablar con él es hacerlo de Vellosillo, donde de niño cargaba las pilas para todo el año en verano. Ese pueblo y la atracción por sus gentes, le hace unirse a los demás en su Asociación de Vecinos (creada hace 35 años) para cuidarlo, mimarlo e intentar que sea un ejemplo para la zona y un modelo ambiental por medio de acciones como reforestar zonas baldías o recuperar las márgenes del Caslilla. Ya han empezado dando pasitos con obras de mantenimiento, mejoras e incluso construcciones comunitarias. Visitamos con él la fuente que han recuperado, los nuevos árboles y el palomar que han construido, algo que no sucedía en Segovia desde hace 100 años. 

Cuéntanos cómo surgió la idea y tu papel en ella.

“La idea surgió de un buen amigo nuestro, Javier Gómez Garcimartín, ingeniero de Montes del pueblo de la Nava, con el apoyo económico de Codinse. Se trataba de añadir al pueblo un factor de biodiversidad con la incorporación de palomas, a la vez que creábamos un elemento arquitectónico tradicional o incluso turístico. Mi papel aquí fue materializar la idea en planos y gestionar la obra. Creo que el lugar elegido para construirlo ha sido un acierto y a la gente le gusta y le sorprende de lo que estamos todos muy satisfechos”.

¿Qué opinión tienes sobre la arquitectura y el urbanismo en los pueblos del nordeste y su posible evolución?

“Para mí el principal patrimonio de estos pueblos pequeños es su imagen tradicional. Los responsables de la concesión de licencias de obras deberían reducir la burocracia y centrarse en preservar esa imagen, con sentido común. Por ejemplo, una cosa es el casco del pueblo y otra las nuevas explotaciones agrícolas, naves etc., de escala diferente. Creo que no se deberían mezclar, como está sucediendo. El urbanismo en los pueblos pequeños lo veo demasiado genérico y permisivo con los volúmenes, materiales etc. Y en una aldea, un par de construcciones mal planteadas, puede destruir la imagen del conjunto”.

¿Qué te parecen las técnicas tradicionales y en qué consistían?

“Ahora que hablamos tanto de arquitectura bioclimática, la arquitectura tradicional de Segovia es un ejemplo a seguir. Es respetuosa con el medio ambiente, con materiales de la zona, naturales y reciclables, máximo aislamiento, ahorro energético, orientación perfecta para el soleamiento, etc. Es el resultado de una evolución de siglos: buen rendimiento al menor coste. El principio general es perfectamente válido hoy en día y creo que no se debe perder de vista en los nuevos proyectos”. 

La asociación de Vellosillo siempre ha sido sensible a temas ambientales y Miguel Ángel considera que, en las condiciones actuales de despoblación y falta de ganado, el pueblo mejora a este nivel y comenta que en los alrededores del pueblo se empiezan a ver corzos, zorros y otros animales que habían desaparecido de la zona. También se está produciendo una reforestación espontánea de arbolado en las lindes o terrenos baldíos.

¿Cómo vive vuestra asociación, siempre sensible a temas tradicionales e innovadores, el momento actual?

“Estamos en un momento social difícil de cambio de ciclo y hay gente inquieta que está buscando o imaginando alternativas para volver a los pueblos, aunque parezca una utopía, y despegarse de las ciudades, donde hay poco futuro, sobre todo para los jóvenes. Actualmente los pueblos están prácticamente desiertos, que no abandonados. Nos preguntamos si no pudieran contener alguna actividad económica viable que atraiga a la gente, aparte del cultivo masivo de cereal que todos sabemos que es deficitario”. 

En el blog de la asociación has desarrollado una investigación histórica. ¿En qué ha consistido y qué problemas has encontrado? Supongo que encontrar datos no ha sido labor fácil. 

“Bueno, soy aficionado a la Historia desde siempre. Me intrigaban saber el origen del pueblo y el de su nombre, el motivo de ciertos escudos medievales, de la extraña forma urbanística de Vellosillo, de las ruinas de una torre y la iglesia románica situada a 2 Km del pueblo etc. Nos remontamos a más de 1000 años atrás y hay muy poca información, como nos dijo el historiador Antonio Linage Conde, con quien hemos tenido el honor de hablar varias veces sobre esto. Al final, después de unos años de búsqueda en los ratos libres, hay muchas respuestas, algunas sorprendentes y conocemos la historia de los orígenes del pueblo, aunque hay cosas que es imposible asegurar por ahora.

Un tema que me llama la atención fue los inicios de la repoblación de esta zona de Segovia, bastante parecidos a la colonización del Salvaje Oeste americano. También el sistema de libertades que lograron los colonos en la primera época, que fue único en la Europa feudal. La historia fue bastante épica y tuvo mucha importancia en la formación de Castilla, sin embargo después se entró en una larga decadencia, lo que ha hecho que se olvide todo o que se mire el pasado con cierta indiferencia o incluso con desdén. Actualmente esta historia es poco conocida en general, por ello la he intentado divulgar en el blog, para quien le interese y sí parece que ha tenido aceptación.

Para mí el conocer nuestra historia, en esta cultura un poco consumista y trivial donde vivimos, es muy necesario para saber de dónde venimos y reafirmar nuestras raíces”. 

En el blog se habla bastante de la época de la posguerra. ¿Por qué?

“Después de la guerra, en Vellosillo se hicieron una cantidad insólita de obras públicas para la pequeña aldea de 150 habitantes que era. La mayoría fueron promovidas por el cura Don Jenaro García Burgos, natural del pueblo. Se construyó en esa época una gran iglesia nueva, un grupo importante de viviendas sociales, la nueva carretera, el puente sobre el Caslilla, el cementerio, el frontón y muchas más. La Asociación de Vellosillo se creó en cierto modo por seguir el ejemplo de D. Jenaro en el futuro.

Otro motivo, es que hemos intentado recuperar los recuerdos de los protagonistas de aquella época y publicarlos. En la posguerra había en la escuela de Vellosillo más de 30 niños y niñas de entre 6 y 14 años. Fue la generación de nuestros padres. Casi todos emigraron y salieron adelante en Madrid, trabajando duramente, sin apenas formación y en un ambiente desconocido para ellos y, al final, consiguieron darnos los medios para ganarnos la vida cómodamente. Fue la generación que consiguió liberarse del pobre medio de vida que había en los pueblos. Y por todo ello, aparte de lo interesante de su relato, merecen reconocimiento. Muchos de ellos al leer blog se emocionan, lo cual al menos a mí me da mucha satisfacción”.

Destaca la importancia que, desde su creación hace dos años, ha tenido este blog como instrumento para publicar noticias, tradiciones e historia de Vellosillo y también para proponer ideas para el futuro. Con más de trescientas publicaciones, es un lugar de encuentro para muchos del pueblo que viven en general en Madrid. Considera que es un elemento de unión más, que le añade valor al pueblo y hace que sea más conocido. “Espero que esto sirva para que surjan otras iniciativas en la zona”.

Alguien le pide ver una gotera de la iglesia y acude solícito. Él y otros tantos hijos de este pueblo, dedican su tiempo libre a mantener y mejorar Vellosillo con sus conocimientos profesionales y su trabajo que, de alguna manera, salieron de aquí. Siguen el camino marcado por los fundadores de la Asociación que nunca quisieron abandonar el pueblo. Miguel se considera uno más y ni siquiera quiere fotografiarse con el palomar al que considera una obra de mucha gente.




11 comentarios:

  1. Estupenda entrevista Miguel Angel!

    ResponderEliminar
  2. Es uan entrevista con mucha sensiblidad y muy emotiva.
    Muy buena

    ResponderEliminar
  3. Tenéis un pueblo lleno de personajes estupendos y de gente comprometida. Gracias a todos, especialmente a Miguel Ángel por su entrevista. ¡Y que Jorge ponga la suyam que también la tiene!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por publicarla y perdona si te he forzado pero creo que era necesario que apareciera en el blog vuestro. Es muy importante lo que dijiste, es imprescindible el debate y la reflexión y creo que tus paisanos tenían que leerlo y Vellosillo tenerte, teneros en su historia reciente.

    Un abrazo.
    Estrella

    ResponderEliminar
  5. Gracias por dejar publicar la entrevista y gracias por todo lo que haces por este blog y en definitiva por el interés general del pueblo.

    ResponderEliminar
  6. gracias Miguel Angel. Muy interesante tu entrevista.

    ResponderEliminar
  7. gracias Miguel Angel. Muy interesante tu entrevista.

    ResponderEliminar
  8. gracias Miguel Angel. Muy interesante tu entrevista.

    ResponderEliminar
  9. gracias Miguel Angel. Muy interesante tu entrevista.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario