Alvar Rodriguez de Vellosillo, un caso de resistencia antiseñorial en Castilla


Hace unas semanas un grupo numeroso de Vellosillo asistimos entusiasmados a la visita teatralizada que han denominado "Sepúlveda entre luces y sombras". La historiadora Ana Herrero, creadora de "Sepúlveda Viva", la empresa que con gran éxito y notoriedad está organizando estas visitas en las que se da a conocer la historia de la villa, es una lectora de este blog y nos ha enviado un relato sobre un hecho histórico protagonizado por un vecino de Vellosillo en el siglo XV, que ha servido de inspiración en algunas escenas de su espectaculo. Después de seis años como directora del Museo de los Fueros y “a pesar de lo arriesgado que resulta ahora emprender una aventura”, ella creyó que “había llegado el momento” de dar el paso. “Me gusta la historia y el teatro, y además me quiero quedar a vivir en Sepúlveda, así que me lancé”, explica. Ideó a doña María, una mujer de principios del siglo XX consagrada a investigar la historia local que, con pasión, se esmera en narrar sus hallazgos a los visitantes. Ataviada a la usanza de la época, con falda larga estampada, blusa de gasa y sombrero canotier, doña María aparece a cada rato durante una visita teatralizada, intercalando sus representaciones con la narración de la guía. “Visitas teatralizadas ya se realizan en muchos lugares, la novedad de Sepúlveda es que aquí una empresa privada asume el riesgo”, señala Herrero. De momento, la experiencia de este verano ha resultado positiva




Alvar Rodriguez de Vellosillo y la defensa de Sepúlveda contra Don Juan Pacheco en 1472. Un caso de resistencia antiseñorial en Castilla.

Desde que el fuero de Sepúlveda fuera confirmado por Alfonso VI, en 1076, Sepúlveda y su Tierra, es decir la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda pasaron a ser una villa de realengo, es decir, una villa cuyas gentes dependían y rendían vasallaje únicamente al rey, no a señores intermedios. (Es decir nunca será un señorío, sino una villa de realengo, y su tierra por ende también).

A lo largo de los siglos XIV y XV en diversas ocasiones defendió esta postura frente a frente a los diferentes Reyes de la Casa de los Trastamara que intentaron imponer un régimen señorial. En 1472 tiene lugar un hecho muy significativo, el rey Enrique IV (hermano de la princesa Isabel, futura Reina Católica) accede a las peticiones de Don Juan Pacheco, Marqués de Villena y valido del rey y le dona la Villa y la Tierra de Sepúlveda. 

Los sepulvedanos se niegan y no dejan entrar en la villa ni al rey ni a Pacheco, que inmediatamente, sitia y deja rodeada Sepúlveda. 

Ante esta situación Sepúlveda va a buscar ayuda, entre diferentes nobles de la zona, pero también a los príncipes Don Fernando y Doña Isabel, quienes enviarán a sus tropas además de enviar una carta en la que apoyaban la defensa de Sepúlveda. 


En cuanto a Alvar Rodirguez de Vellosillo

Existe un documento, un pleito de 1549, (el pleito es por parte de los Vellosillo residentes en Ayllón que querían que les reconocieran la hidalguía y aludían a sus antepasados y a los hechos de Sepúlveda como fieles servidores de los reyes).

Además en el documento se alude a todo lo que le sucedió a Álvar Rodríguez de Vellosillo. Este caudillo era Señor de Vellosillo, en estos momentos “aldea” (así lo indican). Acudió a Sepúlveda con sus gentes y se quedó dentro de la Villa para defenderla. A consecuencia el rey Enrique IV mandó que se le quitaran sus tierras, y Pacheco mandó quemar la casa solar de los Vellosillo y derribarla por el pie, que era de cal y canto….

Álvar Rodríguez de Vellosillo era “hidalgo de los más escogidos e buenos e aquella tierra, que tenía su residencia en una casa torreada del cercano lugar de Vellosillo". Llevando consigo muchos hijos, parientes y escuderos, se entró dentro de los muros de la villa y junto con otros muchos hijosdalgo que con el se juntaron, se dispuso a defenderá contra Pacheco. 

En el documento de 1549, se indica que Álvar Rodríguez de Vellosillo, había muerto dos o tres años después del suceso, entre 1474 y 1475. A su muerte fue enterrado en el Santuario de la Virgen de la Peña de Sepúlveda, en su capilla mayor, en un sepulcro colocado sobre unos canes de piedra, que no se conservan hoy. 

Álvar Rodríguez de Vellosillo, aparece por primera vez en la documentación en 1447, y de nuevo en 1450, y en 1452 (en una sentencia sobre un pleito entre Fuentidueña y Sepúlveda), y en varios documentos relacionados con pleitos y cuestiones varias sobre tierras de diferentes lugares de la Comunidad de Villa y Tierra, pues era un gran propietario agrario. 

Fue regidor de Sepúlveda merced que le fue hecha por la renuncia de vara de Don André González Payán, en 1479 , a partir de ahí aparece como mediador en documentación que tiene que ver sobre pleitos relativos a Sepúlveda. 

El linaje de los Vellosillo era uno de los más antiguos de Sepúlveda remontándose hasta la conquista de la Villa en el Siglo XI. En Vellosillo tenían un castillejo o una casa fuerte, que aún se veía en 1550. Álvar Rodríguez de Vellosillo debió ser muy estimado en la Villa. Se casó con Doña Catalina Álvarez de Peñaranda, también de noble familia, y consta que tuvieron muchos hijos. 


Fuente: Texto publicado en el Libro Sepúlveda en la Historia. Sepúlveda 2011. Dr. Alfonso de Ceballos-Escalera Gila. Catedrático de la Universidad Técnica de Lisboa. Cronista de Armas de Castilla y León







3 comentarios:

  1. Muchas gracias por esta importante informacion, sobre todo en lo referente a la "casa torreada" ¿sería esa el famoso castillo de Vellosillo?.
    En este blog hemos publicado dos referencias a Alvar Rodriguez, una al final de la entrada "La Serna de Vellosillo"
    http://asociaciondevecinosdevellosillo.blogspot.com.es/2011/07/la-serna-de-vellosillo.html
    y otra referencia a Alvar donde se incluye a una persona que podría ser su hermana llamada Catalina Rodriguez de Vellosillo, y otros datos más de esa familia en Sepúlveda en la entrada "El Escudo de Vellosillo II"
    http://asociaciondevecinosdevellosillo.blogspot.com.es/2012/06/el-escudo-de-vellosillo-ii.html

    ResponderEliminar
  2. Un personaje realmente interesante. Pieza a pieza vamos reconstruyendo bastantes episodios de la historia del pueblo. Muchas gracias por tu ayuda, Ana.

    ResponderEliminar
  3. Ana gracias por tu historia, realmente interesante. Te deseo muchos éxitos en tú aventura sobre Sepúlveda Viva y sus alrededores.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario