El desarrollo tecnológico


Uno de los primeros coches de Vellosillo. Años 50
La revolución industrial no llegó nunca a Vellosillo. El pueblo se mantuvo a nivel de la autarquía medieval hasta bien entrado el siglo XX. En ningún momento hubo un desarrollo industrial o artesanal más allá del herrero que fabricaba utensilios sencillos de uso cotidiano (herramientas, herraduras, clavos,…) en la fragua que existía tras la escuela antigua o carpinteros que fabricaban los muebles y armarios de las casas. Hoy en día solo queda en pie la antigua chimenea de la fragua que según cuenta la leyenda fue parte de un castillo que hubo en el cerro en el que se asienta el pueblo en la edad media.

Antiguo yunque de la fragua de Vellosillo
El primer avance tecnológico que llega a Vellosillo es la máquina de abeldar, que adquiere Manuel Casla en 1.925. Se trataba de una máquina que funcionaba con una manivela que tenía que ser accionada de forma permanente para separar el grano de la paja. En los años 50 se incorporarían motores a estas máquinas reduciendo considerablemente el trabajo físico en el proceso de la cosecha y se producen varias innovaciones en el sistema de abeldar, dándose la situación que durante algunos años muchos labradores de los pueblos vecinos contratan la trilla de la cosecha en Vellosillo, más avanzado tecnológicamente.

Máquina de abeldar motorizada
En 1.941 llega por primera vez la energía eléctrica al pueblo. Se trata de un transformador que montan dos hermanos de Tanarro en el antiguo molino, y que le cuesta la vida a uno de ellos cuando lo estaban poniendo en funcionamiento. Durante años este molino generó la electricidad para los pueblos de la zona, hasta el desarrollo de las redes de distribución eléctrica de los grandes operadores con las torres de alta tensión. Un tendido de alta tensión pasa por el término atravesando el Cerro Negro en la actualidad.

La mecanización agrícola se iniciará con la llegada a Vellosillo del primer tractor en 1.968 adquirido por Julián Casla, hijo de Manuel. El segundo tractor llegaría en 1.970, comprado por Miguel Tanarro, que sigue hoy en día en perfecto funcionamiento décadas más tarde. A partir de ese momento toda una serie de maquinaria agrícola suplantará de forma rápida las antiguas tecnologías que habían sido utilizadas durante siglos, de hecho, algunas como el arado, no había evolucionado desde milenios atrás.

Tractor de 1970 de Miguel Tanarro. 2010
En 1.972 se construye la primera red de abastecimiento de agua de red proveniente del manantial de Arcones, y, se construye la correspondiente red de desagües, incluyendo un incipiente sistema de depuración de las aguas residuales situado en el puente del Espinar.

Arado
Sembradora de cereal
Sembradora de girasol
Abonadora de insecticida
El teléfono no llegaría hasta tiempo después. Durante muchos años solo existió un único teléfono en el pueblo, que funcionaba como una cabina con contador. En 2010 se instala la primera conexión a internet a alta velocidad a través de satélite en casa de Felisa García. Durante el siglo XX, la era de la información de masas llegaría a Vellosillo.


Antena internet por satélite. 2010


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario