Notas sobre el registro de matrícula de la escuela pública mixta de Vellosillo (Segovia) 1921 -1962


Introducción 

El blog de la “Asociación de vecinos y amigos de Vellosillo tiene un apartado llamado “Archivo histórico digital”, al que Jorge Juan García me ha dado acceso. He estado curioseando los muchos documentos que contiene. Son todos muy interesantes, pero la mayoría muy difíciles de leer o, mejor dicho, descifrar. Para aprovecharlos completamente, para ponerlos a disposición de todos, es necesario transcribir los documentos con mucho tiempo, mucha paciencia, algunos conocimientos y bastante suerte. Una tarea así sólo puede ser colectiva. 

Yo quiero aportar mi grano de arena. Y por ello me he decidido a trabajar con los documentos de la escuela pública mixta de Vellosillo. Por muchas razones: porque son documentos del siglo XX mucho más fáciles de leer y transcribir, por ejemplo, que los documentos del Catastro de Ensenada del siglo XVIII; porque dan una idea de cómo era el pueblo, cuantas familias había, antes de la emigración de los años 60; porque contienen nombres de gente que conozco o he conocido; etc. 

Los listados de la escuela: registro de matrícula; asistencia

Son setenta y ocho fotos de los documentos originales. La primera es la portada del “Registro de matrícula” y lleva escrito que se da comienzo el 1º de enero de 1915 por Dña. Engracia Contreras Ayuso. La última es un listado de alumnos, sin fecha ni firma, que calculo es de 1962 ó 1963, lo que depende de si la maestra consignó la edad de los niños al comenzar el curso o la que habían de cumplir a lo largo del mismo. 

El resto consisten, básicamente, en la matrícula de niños y niñas desde 1921 hasta el curso de 1959-60. También hay listados de asistencia por meses de algunos años (40 y 50). La matrícula tiene nombre y apellidos de los niños, su edad, nombre de los padres y profesión de éstos. En algunas ocasiones la matrícula viene firmada por la maestra que estaba al cargo. 

Los datos a veces están completos y a veces, no. Por ejemplo, a veces sólo consta un apellido. En algunos listados no figura la edad, en otros el nombre de los padres, en varios la profesión de los padres. La serie no es completa, faltan algunos años, como 1938 y 1939, lo que parece lógico por la guerra civil, pero también 1928, 1929 y 1930, o varios de la década de los 50. En cualquier caso, hay una cierta continuidad y los datos de unos años pueden suplir los que faltan. En total son datos de más de 40 años de nombres y apellidos de niños y padres. 

Trabajo que he realizado 

Aunque al principio trabajé con hojas Excel en que iba transcribiendo uno a uno los documentos que iba leyendo y descifrando, después he creado un documento Word con tablas que he intentado fueran lo más parecido posible al registro de matrícula original. Así he procurado que filas y columnas de las tablas tuvieran el mismo tamaño que las de los documentos originales. He intentado imitar el tipo y tamaño de letra, tanto de la parte impresa, como de la manuscrita por las diferentes maestras. 

Me he limitado a los datos de la matrícula de niños y niñas de los diferentes años. No he transcrito los listados de asistencia que, sin embargo, he utilizado para completar, corregir o sustituir los registros de matrícula que podían faltar. Algunos nombres son difíciles o muy difíciles y he tenido que seguirlos o perseguirlos en varios listados para poder entenderlos. Además, la caligrafía y las dudas de las propias maestras sobre determinados apellidos (Estebarán, Estebaranz; Velasco, Belasco) y nombres (Idilio, Abilio, Avilio), hacen que no sea fácil. Seguramente he cometido errores, aún tengo dudas sobre dos o tres nombres (Purpurina, Lidumina, Prima). Pero he transcrito lo que he entendido. Nada más. 

El documento tiene 37 páginas, más dos más con tablas en blanco y una página final, vacía, que dejo así por si hubiera que añadir más datos, notas a pié de página y similar. 


Qué otras cosas se pueden hacer

En primer lugar, se me ocurre que es necesario comprobar los datos transcritos. Lo más fácil a mi juicio es que otra persona compare los documentos originales y los escritos por mí. Pero también se puede preguntar a quien pueda conocer el dato o recordarlo (familiar, compañero, alumno), normalmente la gente mayor. Incluso se podría intentar verificar el dato dudoso con otras fuentes o documentos (libros de la Iglesia, por ejemplo). 

La segunda tarea sería la de completar los datos que faltan, pero eso depende de cuáles son los datos que buscamos; de qué preguntas seamos capaces de hacernos; de cuáles sean nuestros intereses. Por ejemplo, ¿cómo se llamaba la última maestra?, ¿cuándo se cerró la escuela? Por eso creo mejor pensar primero en qué datos tenemos y qué podemos hacer con ellos. 

Es decir, creo que se pueden realizar diferentes análisis de los datos disponibles. Desde puramente estadísticos (cuántos niños en edad escolar hay en los diferentes años; cuántas familias con hijos; cuántos hijos por familia), hasta relacionados con la genealogía (al calcular año de nacimiento a partir de la edad y poner los datos por orden de nombres de los padres, podemos averiguar muchos datos de familias: padres, hijos, orden de los hermanos,…fecha de fallecimiento de algún padre), pasando por históricos (relación de maestras) o curiosos (oficios de los padres y familias “de paso” por el pueblo). 

Lo que estoy haciendo.

Básicamente son dos tareas: Uso la hoja Excel mencionada más arriba para calcular el año de nacimiento de los niños y niñas de cada año, luego ordeno los datos por nombre de los padres, nombre de los hijos y año de nacimiento y obtengo datos de familias. Lo voy haciendo por décadas, aunque seguramente al final tendré que hacerlo con la relación completa, lo que me dará algunas trazas de hijos a padres y abuelos. 

Otra idea es buscar información sobre las maestras: nombre y apellidos, año en que estuvieron destinadas en Vellosillo, búsqueda de información en internet y otras fuentes. Así, por ejemplo he descubierto que María Virseda, maestra en 1936, había comenzado su carrera como maestra suplente en Cobos de Segovia en 1923. 

Todo esto son añadidos a la tarea fundamental, que creo ya realizada: la transcripción de los listados de la escuela pública mixta de Vellosillo, para facilitar su consulta y lectura por cualquiera que esté interesado. 


Fernando Serrano Martínez 
Madrid, agosto de 2011


Anexo: Maestras de la escuela pública mixta de Vellosillo

Dña. Engracia Contreras Ayuso. 1915. 
Leonor García, suplente provisional en 1922. 
María Virseda. 1936, 1937. 
Carmen Adrades. 1940, 1941. 
Mª del Pilar Onrubia. 1942,1943, 1944, 1945. 
Mª del Rosario Sanz. 1946. 
Julia Miguel Ruiz, 1959-1951. 





3 comentarios:

  1. Me gusta mucho el artículo. Qué curioso encontrar a mi madre en las listas. Gracias Fernando

    ResponderEliminar
  2. Fernando, buen trabajo, gracias por tu aportación y dedicación.

    ResponderEliminar
  3. Que ilusión leer el nombre de mi abuela,Julia, no tenéis ninguna foto para añadir sobre maestras ,alumnos...?

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario