La siembra


Fiesta de la Virgen de la Peña. 1962
Según terminaba el verano y, por tanto, la temporada de la cosecha, comenzaba la siembra de los campos de cultivo que habían estado en barbecho en la anterior temporada y que habían sido fertilizados de forma natural con las basuras de las cuadras. Entre San Miguel y El Pilar, a principios de octubre se procedía a la siembra que se realizaba a mano, utilizando un saco que se llevaba colgado del cuerpo con dos esquinas anudadas, en el cual se introducía la mano cogiendo los puñados que se lanzaban al vuelo en el terreno. La siembra requería el trabajo de un mes de media.

Al mes de haberse sembrado el grano, germinaba y cubría de verde las superficies cultivadas.  A partir de San Andrés en noviembre comenazaban a rejarcar (quitar las malas hierbas utilizando el arado de rejarcar).
Sacos para llevar el almuerzo a las tierras
Yugo de rejarcar
En los años 70 con la llegada de la maquinaria motorizada se comenzará a sembrar con sembradoras mecánicas. Durante esa época se introducen las semillas seleccionadas por empresas especialistas que incrementan el número de especies de grano a la cebada, centeno y girasol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario