La agricultura


Vellosillo desde el Canto Blanco. 2006
Desde que existen referencias, Vellosillo ha sido esencialmente un pueblo de labradores, con una agricultura basada en el monocultivo del cereal. Algunos estudios apuntan a que hubo una situación previa en la que el campo estaba cubierto por sabinas y encinas, que en algún momento desconocido con exactitud, el bosque fue talado.

Debido a la climatología continental, con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos, y a una tierra pobre para la labranza, en Vellosillo la agricultura se centraba en pocas especies:

  • Cereal: principalmente trigo, aunque también se cultivaba centeno, cebada, girasol, avena,… Las principales especies que se cultivaban eran el trigo blanquillo y la cebada caballar (para ganado). Posteriormente se incluiría la cebada cervecera
  • Garbanzos
  • Patatas
  • Pequeñas huertas donde se cultivaban tomates, pepinos, melones, cebollas, ajos, calabacines, alcachofas
  • Algunos árboles frutales, principalmente manzanos, perales y ciruelos
Nunca se utilizaron invernaderos ni se practicaron sistemas de riego tipo árabe.


En 1.990 comienzan las subvenciones europeas al campo, haciendo rentable para los labradores el trabajo de la tierra, algo que se había convertido en una difícil tarea desde la época de la mecanización del campo, que según llegó vino acompañada de la crisis energética de los años 70, provocando la última fase de la inmigración a la ciudad.


En 2.013 se renovaron las subvenciones al campo, hasta 2020. Un futuro incierto se cierne sobre la agricultura  del cereal de Castilla.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario