Fauna de Vellosillo: Lechuza común (Tyto alba)




La lechuza común (Tyto alba), también llamada lechuza de los campanarios o luétiga. El área de distribución de esta rapaz incluye los cinco continentes, en los que podemos encontrar varias subespecies. Son aves que viven generalmente asociadas a núcleos urbanos rurales, donde se reproducen, aunque dependen de zonas abiertas (campos de cultivo, estepas, roquedos, etc.), próximas a zonas de arbolado disperso, donde cazan. Son sedentarias, de hábitos nocturnos o crepusculares. Aparte de la persecución humana, tienen pocos predadores, aunque los grandes búhos, como el Búho real (Bubo bubo) pueden cazar algún ejemplar si se presenta la ocasión. Algunos granjeros fomentan la nidificación de lechuzas para controlar la proliferación de ratones.

De tamaño medio, a veces se la ve de día en invierno y suele cazar antes del atardecer en verano si tiene familia que alimentar. Es fácil de ver, sobre todo en bordes de carreteras, uno de los pocos sitios donde todavía puede cazar ratas de agua. También frecuenta zonas pantanosas y zonas herbáceas junto cañaverales o taludes.

Tiene el disco facial redondeado, con forma de corazón y los ojos negros en una cabeza grande. Los tarsos están emplumados, y tienen los dedos cubiertos con plumas modificadas de color grisáceo. Las alas, relativamente cortas y redondeadas, no facilitan los vuelos largos y poderosos, aunque la particular estructura de las filoplumas, especialmente suaves y desflecadas, dotan a esta rapaz de un vuelo silencioso, de manera que al verlas volar, más pareciera que flotasen antes que aletear. Tiene una longitud de 30-40 cm, la envergadura de 85-93 cm y pesa unos 200-450 g.

Emiten un grito lastimero y estridente, aunque la gran variedad de sonidos que producen dificulta la identificación, a excepción del inconfundible siseo que emite cuando se siente amenazada o cuando las crías piden alimento.

Anida en zonas humanizadas como campanarios, desvanes, graneros, o ruinas. Más raramente, y fuera de estos hábitats, prefiere los bosques aclarados y adehesados, encamándose -no fabrica nidos- en cortados y huecos de árboles. El nido suele ser un hueco grande en un árbol  entre las balas de heno o en edificios, donde pone de 4-7 huevos en los meses de mayo-junio. 

Caza desde la percha o en vuelo bajo; captura ratas de agua, ratones, ratas y a veces pajaros. Para cazar se muestran muy observantes, moviendo imperceptiblemente la cabeza: cuando se lanzan hacia la presa es una de las aves que menos fallos tiene. Su método de caza consiste usar su amplio disco facial como una sofisticada parábola receptora de los sonidos que emiten sus presas, a las que así localiza para atraparlas con sus largos dedos, tras abalanzarse sobre ellas en un silencio casi absoluto. Una lechuza adulta come aproximadamente tres ratones diarios. Una pareja que críe entre 3 o 5 pollos cazará muchos más roedores.

Cría en cualquier época del año, y pone entre 4 y 7 huevos, que incubará durante unos 32 días. La incubación corre a cargo exclusivamente de la hembra, mientras que el macho cazará para toda la familia. Aunque a los 50 días las crías son capaces de volar, normalmente no se alejan de sus padres hasta los 3 meses de vida.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario