Jornadas sobre la disminución del caudal de los ríos en España


Entre las principales consecuencias del cambio climático, no solo encontramos el notorio incremento o modificación en la temperatura, sino otras consecuencias, que pueden o no desprender de ello, con la pérdida de la biodiversidad o, lo que nos compete en esta ocasión, la disminución en el caudal de los ríos, consecuencia no solo de la mayor evaporación sino de una alteración en el ciclo del agua.

Según se ha dado a conocer recientemente, en el marco de las jornadas “Conservación Fluvial: Amenazas, retos y oportunidades para un futuro sostenible” organizadas por la Fundación BBVA, se han dado a conocer las distintas condiciones que tienen los ríos y cuencas españolas, y su evidente pérdida de caudal, con datos más que alarmantes.

La disminución del mismo se estima en un promedio de 10%, causada no solo por el cambio climático, sino por el establecimiento de represas, canalizaciones, embalses y demás modificaciones que no han sido adaptadas a un plan hídricoadecuado.

Se ha destacado además que España es uno de los países del mundo con una mayor cantidad de embalses por kilómetro de río, de los cuales al menos 1.200 son superiores a los 15 metros de altura, suponiendo una gran amenaza para las especies fluviales, que contribuyen a mejorar la calidad de las aguas.

Normativa Marco de Agua

En las jornadas también se ha puesto atención al cumplimiento de la normativa, la cual estiman tiene muy poco control debido a un decrecimiento en los fondos presupuestados para la misma, lo que conlleva a poner en peligro no solo la biodiversidad de un río, sino también el suministro de agua potable.

La propuesta es no solo la aplicación de tecnología, sumado a inversiones para su desarrollo, sino también una correcta solución que no interfiera el cauce natural del río, lo que conlleva a la actual disminución del caudal.

Mar Mediterraneo

La cuenca del Mar Mediterráneo no ha permanecido ajena a estos factores, a los cuales se les sumó una marcada sobre-explotación de los recursos, donde se ha registrado un punto máximo en la cuenca del Segura, donde el porcentaje del agua consumida por sobre los recursos disponibles ha llegado a un 224%, donde los ríos permanecen secos en varios meses del año.

A esto se le añade además la aparición de los denominados Contaminantes Emergentes, los cuales no tienen un control específico y tienden a escaparse de las depuradoras, afectando al ecosistema del río, siendo mayormente fármacos de uso tanto humano como veterinario.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario